lunes, 3 de septiembre de 2012

CERVECEROS MÁS PUNTEROS QUE NUNCA: GOLEARON A LOS SANTOS 3 X 1


Por Manuel Araníbar Luna

Y bien. Con este segundo triunfo sobre los santos ya quedó desdibujada la sombra blanca con la que  los celestes no podían desde hacía varios años. 

Esta vez Mosquera recibió a un visitante que entró a la cancha a proponer un calco de lo que hacen todos los que llegan de visita. Es decir, los albos entraron a jugar al caballazo, y casi sin saludar  trataron  de madrugar a la defensa rimense, imitando el juego avasallador de los celestes, jugándola en corto por momentos y atacando a toda velocidad. Pero la defensa bajopontina estuvo bien ordenada. El Loco en una buena tarde, Advíncula bien vinculado con sus compañeros de la zaga Ayr, el Chasqui y un Yotun que las luchaba igual, sin darle tregua a la peligrosa vanguardia alba.

Roberto, sereno y calculador, al ver que los creadores del medio campo estaban maniatados para jugarla en corto, ordenó que los pases se lancen a las espaldas de los marcadores contrarios. Esto y el gol de Irven desordenaron al equipo santo que se lanzó a atacar con todo. Entonces afloró el espíritu gladiador de Cazulo quien, dicho sea de paso, había estado excelente en el primer tiempo en la contención pero impreciso en la entrega del balón. El Piki se lanzó en una lucha sin cuartel por todos lados del campo y hasta llegaba a pisar el área contraria, haciéndonos recordar el estilo guerrero del legendario Alfredo “el Flaco” Quesada.

Los celestes, además, carecían de socorristas en la contención. Con ese rival tan veloz, el Piki no se daba abasto porque Sheput  y Loba no son quitadores de oficio, aunque a veces roban una que otra pelota.  Está bien que Piki tenga tres pulmones, pero el oxígeno no alcanza para todos. Recién a la complementaria Tarek y Marquito Delgado colaboraron, uno de candado y el otro de cerrojo.

Por lo demás, los goles de Burrito y Tarek, fueron una muestra de lo que se puede hacer cuando un DT -lejos de empecinarse en un esquema bosquejado en la pizarra- se lanza a manejar los trebejos según como se va presentando el equipo rival. A eso le llamo “estrategia en tiempo real”.

En resumen, buen triunfo ante un cuadro bien afiatado en todas sus líneas.

LIBRETA DE CALIFICACIONES

DELGADO (16). Se vio en situaciones de peligro que supo conjurar: achicó bien poniendo el pecho sin miedo, salió muy bien, acomodó muy bien a sus cuatro cancerberos. No sólo tapó de todo en la cancha sino que de pasadita le alcanzó también para taparle la boca a unos cuantos que ven el vaso medio vacío. ¿Qué querían, que tapara también el penal para decir que sólo merece un 11 de nota?

ADVINCULA (15). Buen regreso. Abordó una tarea recargada  para bloquear las veloces incursiones del rival. Y se dio maña para proyectarse, no mucho tampoco, pero la jugada del primer gol la inició él.

ALVAREZ (15). Cumplió. Anuló al peligroso Merea, aunque sigue temeroso de cometer otro penal Es que aún le duelen los jalonazos de oreja por penales cometidos en tardes para el olvido. (¡Tan piña no vas a ser Chasqui!).

AYR (14). Sobrio. Haciendo la simple: saltar, bloquear y reventarla. Un back que se precie de ser moderno sólo tiene que sacarla tipo chacra. Las situaciones de gol del rival se suscitaron justamente por no hacerla así, quite y rechazo. En el mundo ya no hay backs con las características de  Julio Meléndez.

YOTUN (15). Solvente, sereno y bien ubicado. Al principio fue sorprendido por las entradas de los movedizos atacantes que se filtraban a sus espaldas, pero luego se recompuso con el correr de los minutos. Esta vez se lanzó más a las proyecciones que acostumbra a efectuar.

CAZULO (16). Perdió un par de bolas en salida en el primer tiempo, pero en la complementaria se erigió en uno de los mejores celestes. Supo acomodar al recién ingresado Tarek quien se está convirtiendo en su pupilo. Y hasta se dio el lujo de habilitarlo para que convierta.

LOBATÓN (14). Tuvo unas de cal y otras de hormigón. Quitó varias bolas (tarea en la cual no es muy ducho). Armó varios ataques, aunque algunas no le salieron.

RENZO (13). Al igual que Loba, unas de Iniesta y otras de chacra. Condujo y creó situaciones  como un 10, pero falló algunas en salida que casi nos cuestan un gol.

ROSS (15). Siempre desequilibrante. Volvió locos a los marcadores rivales, que por momentos lo marcaban en postas de  tres. Su centro medido con wincha habilitó a Ávila para el primer gol.

RENGIFO (13). No estuvo en su tarde. Los goleadores son así, se apagan un par de fechas para después resucitar en el momento menos esperado. Paciencia, celestes, no desesperen. Más efectivo es un goleador cuando los rivales lo consideran torpe.

AVILA (16). Ya va anotando de cabeza buena cantidad de goles. Se adapta bien a jugar de media cuña, saliendo como un contrabandista por las espaldas de sus guardianes. Esta vez jaló marca para dejarle libre el callejón a Yotún.

TAREK (16). Entró como apoyo en la contención pero, a una indicación de Piki, se mandó más adelante, a pisar el área contraria. Tanto así que se perdió un gol como para jalarlo de las orejas (aquí perdió dos puntos), pero se desquitó anotando un gol, haciendo la simple y sin pestañear, a lo Romario. Una lección para quienes se alocan frente al arco. Fue su primer gol. Échale agua bendita a tu chimpún, Tarek.

JUAN CARLOS (16). Bien, Burrito. Y la coma de separación de palabras jamás estuvo mejor puesta. Le dio movilidad al ataque saliendo por los lugares más difíciles, aunque por momentos abusó de la filigrana y el toque de lujo. Su gol le dio tranquilidad a un Mosquera que estaba más amargo que el té jazmín.

MARCO DELGADO. Sin calificación porque sólo jugó diez minutos y casi ni la tocó porque su tarea sólo fue tapar algunos sectores sueltos.

LA PELOTA QUE QUEDÓ DANDO BOTES.

Lo que hay que marcar con plumón resaltador (celeste, por supuesto) es un defecto que vienen arrastrando desde la primera rueda: se pierden muchas pelotas en salida. Y en esto Mosquera tiene que poner más énfasis, porque no es asunto de pizarra sino de criterio. Cuando un rival juega al pressing en todas las líneas, como lo hicieron los santos, no se puede estar jugándola en cortito en la propia área. Reventándola no se generan ataques pero se aleja el peligro en el arco propio. Ayer se perdieron seis bolas en salida en el primer tiempo que pudieron costarle un gol a los celestes.


1 comentario:

  1. pizarro cuadra 4 celeste3 de septiembre de 2012, 17:48

    don Manuel
    se olvido de calificar a esa bestia que arbitro
    no nos explicamos acá en la cabina de pizarro como se ha podido olvidar de un señor de rojo que se dedicó a anular todos nuestros ataques y ademas ese penal no fue gol
    no cobro un penal contra cristal
    a ese csm hay que ponerle 05 por vendido
    fuerza cristal SC para los de pizarro a tarec debio ponerle 20 de nota

    ResponderEliminar