domingo, 25 de octubre de 2020

Y YA LO VEEEE Y YA LO VEE♫♪ .... ES EL CRISTAL QUE QUIERO VER♪♫ !!!

Por Aldo David Alvarado Hinojosa

El Doctor Celeste

Lo de ayer sólo es reflejo de lo que viene cada minuto, cada tiempo, cada partido. Son nueve finales, superamos la primera, nos quedan ocho. Y serán así, con el puñal en la boca, renegando del tiempo que queda para terminar el partido, renegando que nos hagan goles, renegando que el rival juegue su mejor partido contra nosotros, renegando que el árbitro deje que nos peguen y que nos llene de amarillas, renegando de los clásicos de siempre que tienen a su favor a la prensa.



Lo que no pensabas como hincha…

Pero hay algo que no se puede dejar de ver: este equipo tiene entrega, tiene compromiso, mata a muerte por su DT y por su hinchada, tiene algo que todos le atribuyen a los del frente y que ahora sólo nos pertenece a nosotros: GARRA.

Si -lo sé-, las uñas se te acaban, la desesperación porque nos hacen goles está ahí,

Pero...

¿Acaso tú creías sinceramente que este equipo al comienzo de año nos podía ofrecer algo?

¿Acaso veías alguna esperanza en los Cabello, Corozo, Huerto, Castillo, etc ?.... ¡Ni los conocías !

¿Acaso pensabas siquiera en tener una presencia en Libertadores?

¿Acaso no renegabas de la apatía del equipo?

 

Ahora habla, pues…

Ahora pues, ahora háblame de Cazulo (¡Qué garra carajo!), háblame de Calcaterra, fundamental e imprescindible- con sus "chiquitas" que a veces son necesarias pero que obligan a ver una amarilla casi siempre, háblame de Emmanuel Herrera, que no sólo es el goleador, ahora también quiere hacer famosos a los demás.

Ahora pues, ahora sé justo con Renzo Revoredo Zuazo que no baja de siete puntos por partido. Ahora pues háblame de Madrid, que sus debilidades técnicas las está superando con esfuerzo físico y trabajo. Háblame de Mosquera, es EVIDENTE su trabajo, es EVIDENTE su profesionalismo, es EVIDENTE su amor por el SC.

 

Si Celeste, estamos en camino -algo impensado con Barreto a inicios de año-. Pero faltan ocho finales más, en las que TODO el equipo debe jugar concentrado, corriendo todo el partido (Gracias Sebastián Salvatore). Y metiendo y metiendo, ya que el objetivo final es REAL. Pero quiero que seas justo, ese objetivo ni lo pensabas en marzo, y ahora con un equipo lleno de juventud y poca experiencia se está dando, sólo con ESFUERZO, PERSEVERANCIA y TRABAJO.

 

¡Por la estrella 20!...

Vamos muchachos, todos con el cuchillo entre los dientes, todos deben tener la sangre CELESTE, esa que le sobra al PIKI CAZULO, esa sangre que tiene Roberto Orlando Mosquera Vera desde niño. Esa sangre que late desde tu corazón. Tú también trabaja por ello, grita desde tu casa, apoya al equipo, pero sobre todo ten ESPERANZA y CONVICCIÓN, ya que se está trabajando en cimientos a futuro y no a corto plazo.

¿Pero saben qué?, ahora sí quiero el campeonato, ahora sí Roberto Mosquera, me has vuelto a enamorar con tu Cristal, con mi Cristal, con mi amado Sporting Cristal del Perú !

 

¡Toda la Hinchada con ustedes, y por la 20 !!!!!

¡Fuerza Cristal !!!!

Aldo Alvarado

¡El Doctor Celeste!

 

Leer más...

sábado, 24 de octubre de 2020

MILAGRO DE SAN JORGE: CRISTAL 3 CUSCO 2.


Por Manuel Araníbar Luna

Como es costumbre de Mosquera, el Sporting entra a matar. Como es costumbre de Grioni, Cienciano juega con el planteamiento de TOAT - 1AD. todos atrás y uno adelante, uno o dos rojos en punta esperando pelotazo adelantado, lo cual le está dando impenetrabilidad. Imposible pasar sin arañarse en medio de esa selva roja de La Convención llena de ramas espinosas. Así no pasa ni el aire.

Popeye no es arquero…

No se puede entrar al toque, al Chévere no le queda más que probar desde de afuera, pero dejando la mira telescópica en el camarín.  Para colmo, al once celeste le cae la piña cruda en el primer tiempo, a los pocos minutos de empezado el partido se lesiona Renato tras chocar mitra a mitra con Calca. Herida en el parietal de Horacio a quien hay que ponerle como gorra un condón gigante, pero la preocupación es por Renato que queda tirado en la grama sintética por varios minutos. Cuando puede levantar la cabeza muestra a las cámaras un ojo cerrado. Imposible que siga en el arco, el último arquero tuerto fue Gordon Banks y Popeye sólo sabe atajar alcachofas. ¿Quién lo reemplaza? Franco (1.83m, 78kg, 19 años, 3/11/2000, le faltan diez días para cumplir los 20).

Ladrillos en la mochila…

Sin esperarlo, Emil carga a sus espaldas una mochila con veinte ladrillos, jugar su primer partido profesional en un compromiso difícil y sin tiempo ni de calentar. Por lo general los arqueros debutantes entran a cinco minutos del final cuando equipo va ganando por goleada y con oles, sin embargo es bueno saber que un arquero en banca debe ser un boy scout, siempre listo. Un mal rebote del Chévere es aprovechado por el delantero cusqueño que habilita a Charlie, digo Lucho García. Lástima, le aplican la vacuna a Emile cuando ni siquiera ha tocado la bola.  Aún con el gol en contra, Cristal no arma, y si lo hace no concreta que es como pagar el taxi manejado por un ciego. Es que tampoco se tenía contención. El Chévere no es un especialista en el quite, Horacio jugaba más adelante tratando de desenmarañar la mota. Canchita ayudaba, pero no tenía noción del quite y si la quitaba sus pases iba a un rojo. En resumen, final de un primer tiempo con una estaca clavada cerca del corazón que no sale ni con barreta.

Cañón torcido…

Para el segundo tiempo entra Piki. No hay necesidad de decírselo al profe Mosquera: es su as de tapada. Ojo al piojo, el partido no cambia sólo por el ingreso de San Jorge, además lo hace por el movimiento de peones, torres y alfiles. El profe saca a Olivares y mete a Marchán para jugar al toque corto. El planteamiento da sus frutos luego de intentar al estilo tómbola, disparos con el cañón torcido y pases de chimpún con mantequilla. Los bajopontinos empatan tras un centro bombeado que es rechazado por la defensa. La pelota llega bañadita y perfumada para Canchita que revienta las drizas de un zapatazo. 1 a 1. Los celestes no se conforman con el empate. Siguen atacando sin orden por jugar mirando el reloj y defendiendo con la zaga adelantada. Un pase de Charlie, digo Lucho García deja solo a Trujillo que la mete junto al mismo tronco que es propiedad de Franquito.

Milagro de San Jorge…

Hay que voltear la tortilla sí o sí porque por un lado está cruda y por el otro se quema. Los minutos pasan hasta que llega la oportunidad. Los rojos se multiplican como glóbulos, tan apretujados que se soban los codos entre sí. ¡Así cuando, así cómo, así por dónde! Aún así. los celestes logran filtrarse pero siempre con un toque de más. Por ahí se la juegan a Washington. El guayaquileño quiebra para afuera y cucharea un centro de plátano bellaco a la cabeza de Emanueve que la mete de cabezazo con bote al piso. Puf, 2 a 2.

Apúrense rimenses que el reloj no tiene tecla de pausa. Siguen los ataques, pero  un refrán muy antiguo nos dice que un ataque desesperado es una combi sin timón: el carro va por todo lado menos por la línea. Jhon quiere jugar de 10, intenta, pero se queda en 9 y medio. En su mejor oportunidad le sale la que nunca ha hecho: lampada a la cabeza de Emanueve, este la ve caer,el estorbo del central rojo no lo deja ni voltear la cabeza. ¿qué le queda? Darle a ciegas con la nuca a ver qué sale. El que se presenta es San Jorge, el santo celeste que oye nuestros ruegos. No sé si Piki ha jugado vóley, pero los mates tipo guante son así cuando el bloqueador espera un cachetadón. La bombea suavecita y el buen arquero con camiseta color limón no la chapa. Uf. San Piki ha hecho el milagro. 3 a 2 con susto.

Consejo para todo el plantel: a ver, muchachos, vayan a la capilla de La Florida y eleven una oración mirando al cerro, porque en Amancaes la gente está llorando de alegría. Buenas noches.

 

 

 

Leer más...

domingo, 18 de octubre de 2020

CRISTAL SE PUSO MEDIA CAJA, TRES DE HERRERA

 Por Manuel Araníbar Luna.


Sí, media docena, como para recuperar la alegría que se frustrara en fechas pasadas por resultados inesperados. “Y bien helada por favor que ya está haciendo calorcito” hubiera dicho un hincha cervecero contento al terminar el partido. Hoy no se puede celebrar por causa de la pandemia, pero esto no le impide al hincha cervecero fiel a su equipo festejar en casa.


La capa de Supermán…

Contra la costumbre de los cerveceros de entrar a la cancha para avasallar al rival, esta vez los celestes esperan. No obstante, los altiplánicos vestidos de blanco inmaculado tampoco se animaban a atacar. ¿Qué les quedó a los celestes? Hilvanar jugadas con aguja de sastre y enviar pelotazos que sobrepasan la línea de fondo de los defensores de Puno. Llegan fácil metiéndose en una defensa más abierta que elefanta recién parida. “Esa defensa está fácil” dijeron los hinchas celestes. Y no se equivocaban. La línea zaguera del Bina era una coladera por donde se filtraban la dupla Olivares—Cabello por la derecha, Corzo—Madrid por la zurda y Canchita—Emanuel por el centro. Fácil. Tan fácil que el primer gol no llegó precisamente por triangulación ni por pase en callejón oscuro. No. Fue por obra y gracia del mal paso de un delantero que da un mal pase a su defensa con tan mala suerte que la chancha va a parar a los pies de Herrera. ¿Qué le quedó? Primero, agradecer el obsequio con una caballerosa reverencia, y luego quebrar para adentro, apretar el gatillo para que el balazo rompa la capa de Supermán distante a unos buenos veinticinco metros. Golazo, 1 a 0. ¡Así quién no va a jugar contento!

El Zancudo vuelve a picar…

Recién con el hincón de la vacuna los blancos reaccionan y empiezan a meterse a campo cervecero. La defensa concede un córner (en algo hay que agradecer). El centro llega bombeado a la cabeza de Leudo que la revienta contra la grama sin permiso para meterse en el área chica de la cual Solís es el amo y señor, pero parece que no tiene título de propiedad. 1 a 1. Tan temprano y ya están vacunando como si las agujas estuvieran escasas.

Algo nos decía que el partido iba terminar con ambas redes rotas por la forma en que atacaban los celestes desde todos lados. Y el pálpito se cumplía al promediar el primer tiempo, un pase en cortada de Cabello (a diez lucas el corte con tijera) va a los pies de Kevin, este habilita al Zancudito que dispara al pecho de Supermán sin misericordia. El super héroe se queda sin aire pero vivo aún. El rebote llega a la otra pierna de Chris, al que no le queda más que añadirla. ¡Por fin picaste, Zancudito! Así se van al descanso.

Corazón y salsa de rocoto…

Empezando el segundo tiempo, cuando los celestes aún no se acomodan las medias un disparo de Leudo más manso que un corderito se le chorrea a Solis como pescado enjabonado. Un delantero puneño agradece el regalo y convierte. 2 a 2. Los celestes se miran las caras sin entender cuál es el chiste. Entra Piki y pone orden con una frase de D. Saa Web.

—¡Despierten, botijas, no hay tiempo para llorar, hay que seguir metiendo!

Y Piki pone el ejemplo, pone ganas, pone sangre charrúa, pone pulmón, corazón y agallas a la parrilla. Le añade salsa de rocoto y empieza repartir pases a sus compañeros. Varios de ellos con destino a la canasta.

Canchita ha estado jugando por el medio repartiendo bolas en cortada, pisando el área cuando es necesario y ayudando a quitar bolas en el medio campo, aunque no es su especialidad. También le gusta meter su cuchara en los centros al área rival. En un córner lanzado desde la derecha, la pelota viene precisa para una chalaca de Piki pero se le adelanta un defensa y deja al Piki en pindinga al cabecearla para atrás. La pelota va directo a la cabeza de un Canchita de espaldas que ha venido de sapo a ver qué sale. Como ya no tiene tiempo para nada no le queda otra que darle con la nuca. Y la pelota se le filtra al arquero. 3 a 2. Uf, qué alivio para los celestes y sobre todo para Solís, porque si el partido terminaba empatado iba a ser el pagapato de los memes.

"Mozo, media caja…"

Madrid que está jugando como si le hubieran volteado la cancha, se acuerda que sabe driblear rivales entrando en Diagonal y Larco. Canchita la recibe y sobre el pucho la cucharea para Emanuel que se ha metido sin permiso y se la toca a un lado de Fernandez. 4 a 2. Los de blanco no se lo explican y se quedan turulatos cuando un minuto después Ema—9 la vuelve a meter tras un pase de Piki. 5 a 2. Los blancos recién despiertan de la pesadilla y se deciden a meter un gol para aminorar la superioridad. Tiro libre al área rimense. La barrera se abre como papaya madura y el fogonazo se mete al arco por el huecazo que han dejado los celestes. 5 a 3.

El cuadro bajopontino baja las revoluciones. Faltan quince y hay que guardar balas para la siguiente liguilla. Cinco hijos son muchos y no hay mucha plata para mantenerlos. Mosquera mete a Jhilmar Lobatón porque el Lobito desde hace rato está loco por entrar, loco por agradar y loco por ganar. Lo primero que se gana es una tarjeta amarilla. Primer bautizo. Se ubica de media punta y ayuda por toda la cancha. Toca bien, reparte y pide pases. No está mal. Toca con Piki y se mete a la candela. Piki le manda la cucharita, que últimamente se ha puesto de moda. El Lobito Feroz la empuja por debajo del super héroe que hoy se ha llevado media caja de regalo. Segundo bautizo. 6 a 3. ¡Mozo, media caja! No, no se puede muchachos, hay pandemia. Buenas noches


 

 

 

Leer más...

jueves, 15 de octubre de 2020

CRISTAL LES QUITÓ EL INVICTO JUGANDO CON DIEZ

 Por Manuel Araníbar Luna


En un encuentro en que la disputa se producía principalmente en el medio campo y en escapadas sorpresivas, la táctica del DT Mosquera le puso freno al equipo puntero del campeonato para quitarle la etiqueta de invicto. En resumen, se ganó jugando medio segundo tiempo con diez hombres. Los de Ate llegaban al área cervecera pero siempre hallaban bien ubicados a los marcadores celestes. Y las pocas ocasiones que pasaron ahí estaba Solís como el ultimo baluarte.


Como las ratas al flautista…

El profesor Mosquera sorprende a tirios y troyanos con un planteamiento que saca de sus casillas a Comizzo.  Usualmente el DT cervecero juega con Herrera de punta teniendo como acompañantes a Corozo y a Kevin o Marchán por las puntas. Hoy hizo lo inusual. Puso a dos centrodelanteros y con ello desconcentró a la zaga del equipo de Ate. Si marcaban a Herrera se le escapaba Corozo, si marcaban a Corozo se escapaba Olivares. Herrera jalaba a sus marcadores para un lado y los ingenuos backs de la percudida lo seguían como las ratas al flautista de Hamelín. Por el vacío que dejaban al medio los otros celestes se metían como Kevin por su casa. De ese modo, al promediar el primer tiempo Sandoval se falla un gol solito frente a Carvallo. No importa, ya vienen más.

Herrera el Hombre Imán…

Otra escapada tras pase largo de Kevin que no alcanzan Herrera ni el golero termina con un centro para el área justo para que Piki se la almuerce, pero la plancha Corzo. Duelo entre Corozo y Corzo en la que el de Ate sale mal parado. ¿Se habrán equivocado de apellido? Y es que hay confusión porque entre Corzo y Corozo hay una diferencia muy fina: a Corzo le falta una O para ser Corozo y este la tiene completa. Tan completa que hoy le alcanza para una actuación muy productiva.

Vuelve a escaparse Emanuel por las bandas ¿no les dijimos que Herrera atrae a los marcadores con imán? Jala a Alfageme por la izquierda y le suelta el pase a Washington que llega por el centro. Quina resbala y Corozo la mete suavecita. Gol cervecero y cada hincha cervecero salta en su casa.

Para el segundo tiempo los de Ate se mandan con todo pero la defensa y la volante celeste están bien paradas. ¿Por qué no la meten? Por la buena ubicación de la defensa cervecera bien apoyada por los volantes.

Tras un pase largo de Piki, se vuelve a escapar Corozo a velocidad de tren bala y se lleva al defensa, gira como en última curva  de Monterrico, se lleva a Carvallo y al ver que Olivares llega solito se la entrega para que haga su gol pero Christofer define con la zurda y espanta a los gallinazos de la tribuna.  

Regalando goles…

Calca plancha feo a Corzo y se va a la ducha con la roja. Los percudidos aprovechan la ventaja y mandan a una ensalada de centros a la olla ¿serán quince o veinte centros y diez tiros de esquina? No importa la cantidad, todas las chapas Solís que se estira como lombriz. Bien, así con diez hombres contra los de Ate completitos y acorralados por todos lados se dan maña para perderse goles como si los goles los regalaran en el Mall. En la última jugada del encuentro, Canchita que ha entrado en los últimos minutos, se la pasa a al Chamo Marchán que lo único que hace en el partido es dársela a Madrid que viene por la zurda. Este la centra y Canchita cabecea para afuera. Y ahí muere el payaso.  

Los celestes vuelven a vencer al puntero del certamen. Carvallo se queda sin caballo, a Barco lo sacan por naufragar, Alfageme pierde su gema, Quina se duerme en la esquina, Barreto termina embarrado, Quintero bajó a sextero, Succar se queda sin dulce y Comizzo se va misio. Buenas noches.

CODA

Algunos comentaristas desubicados (por supuesto que hinchas del cuadro de Ate) minimizan el triunfo celeste asegurando que el equipo de Ate pierde el partido porque ya son campeones. Qué soberbia.  Nada más alejado de la realidad. Basta con ver el modo incisivo que el elenco de la percudida se lanzó a buscar el gol en el primer tiempo. Y la insistencia para empatar hasta en las finales del encuentro teniendo un hombre de más. ¿Qué se les responde? Que la soberbia los mata. Soberbia al mango, porque toda la vida han considerado a los celestes como sus enemigos. En fin, que hablen y sigan hablando.

 

Leer más...

miércoles, 14 de octubre de 2020

PERU 2 BRASCUNHAO 4

 Por Manuel Araníbar Luna

Es una práctica común entre los DTs de futbol poner a uno o dos jugadores con más visión panorámica de un partido para que ordene en el equipo dentro de cancha. Tite tenía el suyo, se apellida Brascunhao. Nunca antes el scratch había recibido dos goles de adelanto. De nada sirvió porque el asistente chileno-brasilero vendido se encargó de voltear el partido.

San Brascunhao bendice el codazo…

En primer lugar, el planteamiento de Gareca fue excelente. Sorprendió a los cariocas con un planteamiento que no se lo había hecho nadie. Atacar desde el flautazo inicial. Adelantó líneas y a causa de ello, luego del gol sorpresivo, el elenco cholo no se acurrucó en su área como suelen actuar otros representativos sudamericanos.

Al minuto del comienzo del encuentro San Brascunhao y su chacal guardalíneas habían sido testigos de cómo un brazileiro aplica un codazo que le abre la ceja a Trauco pero el sumo pontífice le dio su bendición con agua bendita a su jugador amarelho. Hay que perdonar a los árbitros, pues, por lo preocupados que están por el restablecimiento de su presidente Bolsonaro tras su contagio por el covid.

Víbora de cascabel…

La madrugadora anotación perucha se inicia por un pase magistral de un celeste 100%, la Roca Aquino. Carrillo troca puestos y se va metiendo por derecha desde el ombligo del campo. Pase para para Pedrito que rodeado de cinco cariocas (sí, cinco), la para, la domina, la duerme mientras se da una vuelta entera con la plasticidad de un pase de salsa en busca de un causa a quien pasarle la chancha. Nota que la Foquita se ha metido al medio en diagonal y se la entrega con cucharita. La rechaza un tal Marquinhos. Pero no contaban con la astucia de la Culebra que se ya está de cazador en la derecha. El regalo de Marquinhos a media altura endulzado con melcocha para que se pachamanquee la Culebra que lanza una venenosa bolea de víbora cascabel y la incrusta al fondo de la canasta del arquero que se queda recontra Weverton al igual que sus compañeros. Primer gol peruano. Madrugador dijimos. ¿Cuánto van? seis minutos. Uf, faltan tres meses (noventa días y un cachinho). 

Show de Ney…

Los cariocas se resisten a creer que Perú les haya embarazado a la hermana empezando el partido.  Se mandan con todo, pero el medio campo perucho está bien enchufado. Mejor dicho, los volantes peruanos tienen enchufados a los carioquinhas. Aquino está pegado a Casemiro, que casi ni la mira, Yoshi marcando a Richarlison y Tapia tiene de pareja  a Coutinho. A Neymar hay que atenderlo en posta médica (porque si lo tocas se revuelca), Pero a los 11’ viene una bola por alto a la candela, Yotún se le pega a Ney, este la toca con las dos manos antes de que Yotún le pellizque la verde amarelha. Neymar se tira como si lo hubiera atropellado un camión de bananas.  Entonces empieza el show de Brascunhao cobrando penal. Hasta el último árbitro de la liga de Saint John de Lurigancho sabe que lo que lo que se castiga es la primera falta. Pero el árbitro chilenho brazileiro es el rey de la cancha, y sus deseos son órdenes (monetarias). Es penal y punto. Gol de Neymar.

Los perucholos siguen jugando como saben y les paran los machos. Claro que los brasileños son hábiles y se meten por las bandas donde hacen pasar apuros a Lucho Advincula y a Truco (más por el lado del charapa que por el del chinchano). Hay que reconocer que lo hacen bien. A la defensa perucha le cuesta contenerlos apoyados por la volante pero este doble esfuerzo físico cuesta mucho sacrificio, lo cual trae rápido agotamiento.

Más Weberton que nunca…

Para el regreso los peruanos, ya recuperados prosiguen con el empuje de un taxi cholo con motor de combi, jugando de igual a igual, triangulando, enviando pases al vacío que los brazucos sacan a donde sea. En un lateral lanzado por Yoshi que siempre lo hace al estilo bomba a la olla la pelota es rechazada por un carioca. Remata Renato y los remata, la bola choca en una pierna y se mete y deja al arquero Weverton recogiendo hormigas, más Weverton que nunca. 2 a 1. A seguir sufriendo.

Paro esto no puede quedar así. Imposible ridiculizar al melhor equipe de fútebol do mundo. El jugador N° 12 brasileño casi de inmediato convalida el empate tras un córner ceñido en el que la meten tras un cabezazo fuera de juego de un delantero brasileño que entra con entera libertad, desarrollo  y dependencia (del juez). No hay nada que hacer, Brascuñán quiere a su país, la prueba es que su camarín ya está lleno de bananas. De inmediato otro penal, que no lo es ni en el Maracaná ni en Wembley. Se niega a consultar al Var -que también está lleno de alcahuetes, porque no somos niños de pecho para creerles que, mínimo, no han visto más de diez veces la repetición- porque quiere asegurar el triunfo de “su selección”. Al rato para asegurar mucho más el triunfo, Neymar anota el cuarto cuando la sele ya se ha descompletado por expulsión de San Brazo, digo Zambrano. No habiendo más que decir, el juez Bracunhao, el mejor jugador del partido, decreta el chau escuchando las mentadas de madre que vienen hasta de sus propios compatriotas. Buenas noches ¿buenas? Sólo para Tite y su asistente Brascunhan que se va premiado a casa.

Leer más...

sábado, 10 de octubre de 2020

RADIOGRAFÍA DEL EMPATE CON MUNI

Por Manuel Araníbar Luna


PRIMER TIEMPO: PARA OLVIDAR. Durante el primer tiempo los concejales pusieron lo que no tuvieron los celestes: temple para afrontar el compromiso. Los celestes habían olvidado la personalidad en el camarín. Se necesitaba actitud de no dar ninguna pelota por perdida, ganas de ganar, ganas de recuperarse de los reveses. Ni siquiera el gol de los rivales les puso el rocoto en donde lo necesitaban.


SEGUNDO TIEMPO: OTRA COSA. Luego del jalón de orejas en los quince minutos de intermedio entraron a la cancha con otra actitud que muy pronto se reflejó en el gol del empate. Chávez fue a pelearla junto con Merlo a un metro de la valla contraria. Tan juntos se metieron al área que nadie sabía quién metió el gol. Unos decían que fue de Merlo, otros dicen que de Gianfranco. Nosotros decimos que fue del temperamento. Y por buen juego también.  

SORDOMUDOS. En la línea posterior jugó un grupo de sordomudos. Sordos porque desoyeron las recomendaciones del DT Mosquera. Mudos porque no se comunicaban. Ya lo dijimos, la línea defensiva, especialmente los centrales deben ser como hermanos siameses, pensar lo mismo, leerse la mente. No sabemos si en las concentraciones ocupan el mismo cuarto. No pedimos por supuesto que duerman en la misma cama, pero por lo menos que se comuniquen, aunque sea por señas, como suelen hacerlo los defensas de todos los equipos.

¡Y por favor conversen!  Hablen, griten. Los goles recibidos no son por culpa de un solo defensor sino de todos, desde el arquero hasta los cuatro custodios. La causa de ello es la nula comunicación entre arquero y zagueros, Revisen bien en los últimos goles que les han hecho y lo verán.

INOCENCIA Y EXPERIENCIA. El equipo entró a la cancha con una línea volante de emergencia: un organizador con cientos de kilómetros de trayectoria y dos jóvenes con muy poco recorrido. Calca solo no podía hacer a la vez la salida, el armado y la segunda punta que se necesitaba para los rebotes en el área contraria y para entrar tocando y habilitando. Intenciones tenía, calidad tenía, pero los concejales eran más. Castillo no tenía un vigía en la torre y Lora no cotorreaba. Se suponía que Kevin apoyaría, pero jugó bloqueado. Corozo regresaba, pero al no ser habilitado se quedaba huérfano a un lado de la cancha. Pero hubo, además otra razón por la que se apagaron: falta de actitud. Sin ella, el planteamiento de la semana se va al cacho.

DELANTEROS CIEGOS.  No pudieron estar más peleados con la puntería. Herrera que es tan preciso para convertir hasta con los ojos cerrados se perdía unas oportunidades que más fácil era errarlas. Hay un antiquísimo verso que dice

    Si meter gol te interesa

    y tu remate no ingresa,

    Rézale a Santa Teresa

     pero tu gol no regresa.

Ese verso deberían pegarlo en los cuartos de la concentración, en la parte posterior de los asientos del bus, ponerlo en un cuadrito junto al salero de la mesa del comedor, y en la puerta de los inodoros.

Y bien, sabemos que no es maldición gitana. Es una especie de seguidilla de eventos que al más supersticioso lo hacen tocar madera y a los envidiosos malaleches de siempre les da motivo para lanzar veneno por las redes sociales. Pero los verdaderos hinchas, los que siguen a Cristal en las buenas y en las malas ya saben que los celestes siempre han salido nadando de las olas más malditas, esas que ahogan a los mejores tablistas. A jugar con fe. Y a demostrar que sabemos salir de estos tropiezos.

CARALEJA (Moraleja con carajo). Por favor obedezcan las órdenes de su DT. El que quiera jugar como le dé su bendita manera que lo haga en su casa dándose pases contra la pared, pero cuando pisen la cancha sigan las indicaciones. Recuerden que tienen compañeros que se la piden. Pásenla. Recuerden que tienen compañeros que la están peleando solos. Apóyenlos. Recuerden que hay una hinchada que sufre. Denle una alegría. Un equipo que pierde luchando merece aplausos. Un equipo que pierde sin luchar merece el repudio. Eso es todo. ¿Parece arenga? Lo es.

 

 

Leer más...