viernes, 17 de septiembre de 2021

CELESTES HICIERON MEDIA CAJA A LOS CAJASHOS

 Por Manuel Araníbar Luna


La adivinación del futuro por medio de las hojas de coca, el tarot o la bola de cristal es una mentira, pero lo que sí existe es la bola goleadora del Cristal. Si al mejor conocedor de futbol le hubieran preguntado cuál podría ser el resultado de este partido hubiera respondido que sería empate o un ajustado 1 a 0 para los celestes.




Esperando la combi…

Y es que los cajamarquinos igualaban en el puntaje de la fase 2 a los bajopontinos. Asimismo, venían con una viada de cinco victorias. Y si bien los celestes habían goleado en el partido anterior, se pensaba que la producción goleadora cervecera hubiera podido mermar por la seguidilla de lesiones de sus titulares.

Para ganar había que ajustar desde el saque. Y como es costumbre de los planteamientos del DT Mosquera los celestes ahogaron al rival desde el tweet inicial del juez Cartagena. La presión era tan asfixiante que los cajashos estaban con prisión domiciliaria. Este pressing dio sus frutos a los 7’ tras un centro curvo de Canchita que Gianfranco peinó para  Irven que esperaba la combi en el segundo poste a ver si le caía algún golcito del cielo para recuperar los goles que perdió. El cielo lo escuchó porque la pelota cayó rendida a sus pies. ¿Qué le quedó? Empujarla más ná. Gol madrugador como guardián de fábrica y tranquilizante como una taza de manzanilla con valeriana.  

Canchita, chifles y maní tostao…

Si el primer mandamiento de la biblia del futbol es inaugurar el marcador, el segundo es asegurar la ventaja con otro gol. Y este viene tras un córner, pero esta vez Canchita no lanza el globo a la parrilla sino la juega cortita para Calca que manda un cañonazo a la olla repleta de jugadores a ver a qué compañero le choca. Y hasta ahora nadie se explica cómo entró la pelota sin chocar a ningún jugador pero sí tocó la campana en ambos postes.  Tampoco interesa, lo que importa es que ya van dos a cero. A las finales de la primera etapa los celestes anotan un gol de pintura. Mal despeje de los blancos, la pelota cae a los pies de Canchita que hoy está jugando con chifles y maní tostao. La toca para Nilsson y este se la devuelve de taco. Canchita -todo un caballero- agradece la gentileza y anota de zurda suave. Tres a huevo y así se van al descanso

Media caja de chela…

Ya hemos dicho que un jugador que pierde tantos goles tiene que ponerse al día en el ‘curso de ‘futbología’, capítulo ‘anotación’. A los 10’ del segundo tiempo Lorita se proyecta y lanza un centro a la candela. La pelota da un bote, el faraón mete la frente calata y anota el cuarto. Y es que ya no quiere que lo regresen a Egipto a su momificación. Un par de minutos después Merlo arranca por el centro y habilita a Ramsés y este a Canchita que hoy se ha jugado un partidazo. La suelta para Percy y este mete el quinto de remate suavecito, al estilo Romario. Para no irse sin el gol de honor los cajashos anotan de penal.

Para cerrar su faena matadora el torerito Irven mata su segundo toro de la tarde casi al finalizar el partido en un dame que te doy de partida de pimpón. Centra Canchita cabecea el faraón, rechaza un blanco, vuelve a rematar Castillo, otro rechazo, choca en un cajamarquino y la pelota llega a los pies de Irven que sigue esperando la combi en el segundo poste. La mete, toma su combi y se va a su casa con dos goles en la mochila. Para el once del Rímac hay tres puntos y media caja de chela que no se puede despreciar porque está cara. Buenas noches.

Leer más...

miércoles, 15 de septiembre de 2021

¡HASTA SIEMPRE DON ANICHO!, POR ALGO EL CIELO ES CELESTE

Por Aldo David Alvarado Hinojosa

El Doctor Celeste.


En la provincia de Santa, departamento de Ancash, a tres horas de Chimbote, hay un distrito llamado Macate. Es famosa la calidad de sus productos frutales como
paltas, plátanosmangosmanzanas ycítricos que son la despensa de Chimbote. Asimismo, Macate es cuna de una figura destacada, el General Otto Napoleón Guibovich, ex comandante general del ejército y ex congresista de la República.


Para no ser menos, Macate tiene otro personaje que hace sentir orgullosos a los macatinos, don Aníbal Salinas Martinez —don Anicho para todo el mundo— el personaje más querido del pueblo macatino por ser el hincha celeste más longevo del Perú. 

Durante muchos años era frecuente verlo en la tribuna ansioso y fervoroso viendo el accionar de su querido equipo. Solía asistir siempre bien cuidado por sus hijos y nietos con su camiseta y gorrita celestes y su inseparable bastón. Su dificultad para movilizarse no le impedía ni le quitaba ánimos para celebrar los goles y comentar las jugadas más geniales. Cuando el equipo desperdiciaba un gol se quitaba la gorrita y la sacudía con molestia, pero cuando los celestes anotaban se ponía tan contento que ondeaba su gorra saludando a sus queridos jugadores. Por cosas del destino nunca pudimos acercarnos a él para entrevistarlo hasta que una noche, algo entristecidos por una derrota cervecera encontramos a él y su familia en un conocido restaurante. Al hallarnos tan cerca de él decidimos entrevistarlo. La clásica pregunta del entrevistador fue muy rápida

—Don Aníbal, ¿cómo se hizo hincha del Sporting Cristal?

También lo fue su inolvidable respuesta

—Me gusta el color celeste porque es el color del cielo, y así es el Sporting Cristal.

Agregó que fue hincha del equipo del Sporting Tabaco desde los seis años, y desde el año 56 del Sporting Cristal.

—Hoy la gente se admira de ver a un hincha de mi edad con bastón en el estadio. Y es que quiero mucho a mi equipo celeste.

Con su prodigiosa memoria don Anicho recordaba los primeros triunfos y campeonatos obtenidos por los cerveceros. Mencionaba la calidad de aquel equipo de Asca, Del Solar, Máximo ‘Vides’ Mosquera, el chino Delgado. Luego la renovación del equipo en los sesentas con aquella promoción de Orlando ‘Chito’ De La Torre, Eloy Campos, Mellán, Tito Elías, Mifflin, Gallardo, Flaco Quesada, el Califa Gonzales Pajuelo y sus broncas en la Bombonera; la siguiente promoción del bicampeonato con Julio César Uribe, Roberto Mosquera, Chinchay y otros cracks. Mucho más vívidos eran sus recuerdos del tricampeonato de los 90s y las figuras celestes Jorge Soto, Julinho, Chorri, Bonet y el subcampeonato en la Libertadores.

Hoy que don Anicho, patriarca de cuatro generaciones de celestes, ha partido a la eternidad, a la tribuna celeste del cielo cuyo color tanto admiraba no podemos evitar la profunda tristeza por su partida a la eternidad, lo cual nos lleva a una reflexión sobre la hinchada que nunca abandona. ¿Por qué no fijamos una fecha para homenajear al hincha celeste de los primeros años? Este es el momento de instituir El día del Hincha Celeste de la Tercera Edad. Podría ser la fecha del natalicio de don Anicho.

¡Un abrazo al cielo don Anicho! Por algo el cielo es celeste.

 

 

 

Leer más...

lunes, 13 de septiembre de 2021

CRISTAL LE HIZO LA MANO A SULLANA: 5 A 2.


Por Manuel Araníbar Luna

Los celestes regresaron a La Florida llevándose los tres puntos en el maletín con un tranquilizador resultado luego de una jornada de patadas, codazos y lesiones. 



Lorita se escapa de la jaula…

Apenas arrancado el partido los celestes no podían acomodarse. Es que, por el miedo a seguir bajando al sótano, el once de la visita con sus chacales desesperados por su difícil posición en el tablón entraron al choque a jugarse el todo por el todo copando todo el ancho de la cancha y metiendo el pedal fuerte sin tocar el claxon. Ya bordeando la media hora de juego los cerveceros jugaron pudieron armar juego cortando las amarras de la camisa de fuerza, hilvanando pases con aguja de arriero, primero por la banda izquierda y luego por la banda derecha donde Lorita se escapaba de su jaula cada vez que se la tocaban. Gracias a esas incursiones se lograban lanzamientos de tiros de esquina que fueron el inicio de la sarta de cohetones que reventaron la valla sullanera.

Más grande que Piedras Gordas.

Llegó entonces el primero. Córner lanzado por Canchita desde la derecha. El globo cae lentamente sobre una maraña de jugadores que se amontonan para romper la piñata. Merlo y Alicate Gonzales se meten al área a fregar la pita a ver si la pueden pescar con anzuelo. Un back panameño con tiza en la cabeza se abalanza como pulpo sobre Merlo en un fallido intento de violación. Garay que está cerca ve el paleteo y sopla la vuvuzela. Penal más grande que Piedras Gordas. Los churres gritan, zapatean y ponen a Garay bola al centro. Pero, como dice la balada, “esta deuda la tienen que pagar”. La cobra el Chévere Távara y la mete en la alcancía. El 1 a 0 da la tranquilidad a los bajopontinos mientras los churres de Sullana malheridos mastican su rabia.

Cuidado, peligro de empate…

Para el segundo tiempo, los sullaneros entran a empatar metiendo toda su gente al área cervecera. Los rimenses aprovechan para contragolpear. Tras una barahúnda infernal en sector celeste, Lorita le da un pase kilométrico a Liza que suelta el taquito para Canchita y este le devuelve el préstamo. Percy que galopa como en Monterrico llega al área y manda la chancha al centro por donde se está metiendo Irven. Un churre lo traba y el soplapitos señala el punto G. Los piuranos vuelven a zapatear en paso de tondero, pero no hay nada que reclamar. El mismo fauleado la mete con tranquilidad. 2 a cero y parece que se viene una hemorragia de goles: Sin embargo, un gol de cabeza del ariete del once piurano pone el aviso luminoso de Cuidado, peligro de empate. 2 a 1. ¿Ya ven, muchachos, lo que sucede cuando uno cree que los rivales son papayita con azúcar?

El faraón la manda en paracaídas...

Los churres ponen todo el mero en en el sudao los celestes contragolpean. El tercero llega cuando el faraón, luego de largo reposo en El Cairo por su lesión, entra y mete un gol como para ponerlo arriba de la pirámide. Calca le adelanta el globo a Liza pero antes que él llegan el back y el arquero para hacerle un sánguche de Liza voladora a la parrilla. El rechazo es un cangurito que viene dando saltos al chimpún listo para que Ramsés lance el paracaídas que aterriza en la canasta de huevos. 3 a 1. Y esto se pone interesante. Ya extrañábamos las canasteadas cerveceras.

Luego viene otro penal cuando traban al faraón celeste con cabeza de foco. Los churres ya ni reclaman porque este penal es más rochoso que un asalto en la botica filmado en flagrancia por el grupo Terna. La toma Canchita que la hace entrar en cámara lenta dándole una punteadita a la gorda para que despierte.

El faraón no quiere que lo embalsamen…

El quinto mandamiento, como sabemos es “no matarás”, pero los herejes cerveceros lo desobedecen y la meten sin pedir perdón ni confesarse ante el cura de la parroquia que es hincha cervecero.  Y todo por obra y gracia de una salida por derecha que va para el faraón que ya no quiere que lo embalsamen en Egipto. La juega para Liza, este mete rasante. El Pelangocho salta como si se le hubiera metido un pericote entre las piernas y la recibe Irven que anota su doblete. Cristal hace la mano de plátanos. ¿Definido el partido ya? No, los sullaneros descuentan con un patadón que pone el marcador 5 a 2 , “y esto es to, esto es to, esto es todo”, grita Jaime Guerrero que colecciona las películas de Porky. Bienvenidas las goleadas porque nos recuerdan que los bajopontinos quieren volver a ser la Máquina Celeste que perfora vallas. Buenas noches.

………………

CODA 1. Nuestras mejores vibras por pronto restablecimiento de Martín Távara.

CODA 2. Descanse en paz don Anicho, el primer hincha cervecero. La hinchada celeste lo sigue llevando en sus corazones.

Coda 3. Aunque muchos desubicados arguyan que la goleada de los celestes al Sullana no vale porque se ganó con tres penas máximas, quieran o no, los números suman al tablón de la diferencia de goles. Además, los penales fueron sancionados de acuerdo al reglamento. Más ná.

Leer más...

viernes, 27 de agosto de 2021

CRISTAL 1 MELGAR 0, CELESTES SE TOMARON EL CHUPE.

 Por Manuel Araníbar Luna


Se ganaron los tres puntos en un partido decisivo. Mosquera les puso en claro que lo que se viene no es nada fácil. Un empate no sirve. Con el chip actualizado y libre de virus, los celestes entraron a recuperar los puntos perdidos dispuestos a derrotar a un equipo difícil con jugadores peligrosos, teniendo en cuenta que el equipo mistiano es el cuadro más goleador con un tanto menos que los bajopontinos.


En racha y con filo de hacha…

Lo primero que sorprendió fue el ingreso de Percy Liza. En el partido anterior salió rengueando y quejándose de dolor. Hoy entró como si nada, demostrando que cuando se está en racha y con filo de hacha, un jugador continúa anotando, asistiendo, entrando a crear pánico en el área enemiga y saliendo para jalar marca, dejando entrever que no quiere perder el ritmo de salsa y de goles. Prefirió entrar sin quejarse para no soltar el puesto que se había ganado porque hace varias fechas que la está metiendo. Mosquera hizo lo que dice el antiguo refrán (que no tiene nada de mañoso) “no saques al que la mete, ni metas al que no hace nada”. Percy hizo lo básico de un delantero centro, pisar el área para ganarse los frejoles. Primero intentó sombrearle la pelota al arquero pero , por desgracia, la bola le dio en la ñata. (no la salvó el arquero, Conejito, fue un ñatazo).

En otro bombazo de Ávila al área chica, Liza la cabeceó hacia el piso, como los que saben. Piña con sal y otra vez, de puro piña la pelota chocó en la pierna del arquero (Conejito, ponte lentes, tampoco la salvó el arquero). Con estos actos Percy demostraba que cada entrada suya era un peligro de sismo para los arqueros rivales.

Recordando el 2012…

En el segundo tiempo llegó el gol que nos trajo a la memoria los contragolpes mortíferos con Junior Ross en el 2012. Távara desde su cancha habilita a Castillo el bueno, este le alarga el pase a Irven que la lleva en carrera de cien metros planos con vallas. Llega al filo del catre un segundo antes que su marcador y desde ahí chorrea el pase venenoso para Liza que nuevamente tiene la lisura de meterla a la carrera. 1 a cero. Los rojinegros atacan metiendo centros, porfiando, cargoseando, mañoseando, fingiendo, pero el marcador -como el cadáver de una bataclana- ya no se mueve.

Aprobaron el examen…

No se le puede dar el diploma de honor con besito de la secretaria del colegio a un solo jugador porque todos tuvieron un rendimiento aprobatorio por encima del 13 y unos cuantos pasaron el 16. Duarte paró con el pecho un disparo a boca de urna (esa fue la tapada del partido, Conejito). Madrid defendió bien, aunque perdió un par de pelotas en salida. Merlo con la prestancia de siempre, perdió un gol y le anularon otro. Gianfranco, cumplidor y bien ubicado, tuvo que darle una mano a Lorita porque por su banda se cargaron los ataques. Távara fue el único que dio pases de cincuenta metros y pateó desde afuera, aunque con la mira del rifle empañada. Castillo corrió toda la cancha y colaboró en la contención. Calcaterra cumplió hasta que fue cambiado. El Chamo pasó la nota 13 y salvó el curso arañando. Ávila colaboró arriba y abajo, habilitó a sus compañeros y en la jugada del gol corrió como si tuviera quince años. Liza ya demostró que puede pelear el titularato y no lo quiere soltar.

El mejor jugador mistiano…

Mención aparte para el mejor jugador del Melgar, el árbitro Haro. Hizo todo lo posible para que su equipo rojinegro empate. No sancionó penal a una mano más grande que la de King Kong en el área de Melgar (sí fue penal, conejito, estás miope). Y para rematar su actuación dio ocho minutos de suplemento de leche en polvo para niños. Para rematar su actuación, les dio otra ayudita a los mistianos agregando dos minutos más. Es que para después del partido le iban a invitar chupe de camarones y rocoto relleno. Como no lograron empatar, tuvo que almorzar con su plata. El chupe se lo comieron los rimenses. Buenas noches.

 

Leer más...

lunes, 23 de agosto de 2021

CRISTAL VUELVE A GOLEAR: 4 A 1

Por Manuel Araníbar Luna 


Muchos desubicados habían criticado que al equipo le faltaba confianza. Siguen desubicados, por más confianza que se tenga es difícil jugar dos campeonatos a la vez con un equipo reducido. No se puede pedir más. ¿Qué más se le puede exigir al profesor Mosquera que tiene que arreglárselas como sea manejando un equipo con más parches que pantalón de payaso? Uno solo no puede lanzar el córner, correr y meter el gol de cabeza.


El spray de la colonia Gol…

Así las cosas, los celestes entraron a recuperar los puntos perdidos, y no de a uno   sino de a tres. Necesitaban hacerlo ya ya, ipso pucho. La intención era apretar, sofocar, acorralar al cuadro del sur hasta perforar su caja fuerte. Y vaya que lo lograron. Los ataques llegaban uno tras otro. Los pases, triangulaciones y proyecciones por las bandas hacían temblar a la defensa cusqueña. Por lo general, Calca como capitán del barco es quien lleva el timón. Ayer Canchita fue otro timonel que llevaba, distribuía. apoyaba, bajaba, auxiliaba en ambas bandas y pisaba ambas áreas. Y no es que no lo hubiera hecho antes. Lo que sucede es que su protagonismo se notó más desde el inicio del partido cuando tuvo dos opciones de anotar. Ya se percibía en el área cusqueña el spray de la colonia “Gol” (por siaca, no es ninguna propaganda). Y fue justicia para Canchita, se lo merecía porque -sin quitar méritos a sus diez compañeros- era el más empeñoso.

Atropellando como kombi

La jugada fue simple. Delívery aéreo desde el medio campo para Irven que se había cambiado de punta con el Chamo. Ávila arremete tras la espalda del marcador cusqueño y desde el filito de la línea final lanza un centro bombeado a una torre vigilada por dos marcadores altos y fornidos. Christofer le pide prestado el puesto de 9 a Liza, atropella como una kombi pirata y la mete de mitra entre los dos centrales que quisieron hacerle un pan con canchita. Y lo llegan a chancar pero en vano porque la pelota ya infló la canasta de víveres. 1 a 0 merecido con un Canchita revolcándose de dolor porque que le han abollado el chasis.  (No importa el dolor, Canchita, ya te hiciste una).

Sopa, segundo y postre…

Los cusqueños se lamentan, pero más tardan en acomodarse las medias porque desde el tiempo de las abuelitas se sabe que luego de la sopa viene el segundo por obra y gracia del guachimán Gianfranco. Córner, centro bombeado que lo gana Merlo cabeceándola al piso donde la espera Gianfranco pegado junto al tronco como leñador y la empuja más fácil que la tabla de 1. Dos a huevo y se adivina que se viene una comilona porque el bufet es gratis y los celestes -como han entrado con Ambrosio- se despachan sin permiso. Siguen haciendo paredes, techos, ventanas y puertas. Cinco minutos después llega el postre:  Canchita le lanza a Percy una pelota en cuchara tamaño lampa que pasa por encima de todos los cusqueños. Liza se pone liso y -libre de toda culpa- la mete de elegante mitrazo. La bola infla dos redes, las del arco y las redes sociales. 3 a cero.

El cuarto viene amoblado con alfombra y TV por obra y gracia de Irven que recibe de Canchita un pase con bisturí en Callejón del Buque. Ahí se cierra la cuenta porque los celestes, empachados de goles, se van al camarín a bajar la frejolada con anís y manzanilla tibiecito como aconsejan las abuelas.

Echando una siesta…

Pero en el camarín no hay manzanillas sino gaseosas heladas, de tal modo que los celestes regresan recontra pesados y con ganas de una siesta y una bajada de peso en el trono porque el partido lo creen seguro. Los cusqueños no lo toman así y entran a buscar el gol de honor que consiguen antes de los cinco minutos. 4 a 1. Recién los celestes despiertan de la modorra. Se acabó el juego y ahora hay que defender. Los cusqueños se apoderan de la pelota mientras que los cerveceros se dedican a relojear, pasecito para aquí y pasecito para allá. Los del sur llegan varias veces, pero sin puntería y los celestes contragolpean con mucho menos puntería. Liza se lesiona feo. Lo reemplaza Pretell. Entran Grimaldo por Marchán y Soto por Merlo. Joao hace un par de chiches pero el partido ya no varía el marcador. A Legario le da frío y sopla la vuvuzela. Buenas noche.

CODA

* Partidazo de Canchita. Va cuesta arriba.

* Mejórate pronto, Liza, que cada día la estás haciendo mejor


Leer más...

sábado, 7 de agosto de 2021

CRISTAL 2 HUANCAYO 1: DOS CARAS DE UNA MONEDA

Por Manuel Araníbar Luna

El partido fue una moneda con dos caras, dos etapas completamente diferentes. En la primera, los cerveceros entraron con la sangre en el ojo, y desde el arranque del motor tomaron la manija del partido para abrir el marcador cuanto antes aprovechando el total repliegue del equipo huanca. Era difícil perforar la valla del equipo del Mantaro debido a que sus jugadores se apretaban como pasajeros del metro.


Canchita, chifle y maní…

Aun así, el equipo cervecero tuvo dos buenas ocasiones de anotar pero los disparos de Távara y Calcaterra se fueron a romper los anuncios. Recién a los 30’ los bajopontinos pudieron anotar gracias a una sucesión de pases que se inician por un delivery de Liza para Canchita que le da la pelota  rellena de chifles y maní tostao a  Alejandro el Chato que mira adelantado a Zamudio y lo hace volar a atrapar el aire porque la pelota entra limpia, bañadita y acariciada al fondo de la canasta del pan (que está subiendo de precio pero no de tamaño). Después no hubo nada más en el primer round, salvo una pelota bombeada y mal pateada a la valla de Alejandro el flaco.

El Hombre Elástico…

Sin embargo, en segundo tiempo vimos la otra cara de la moneda (el escudo y su cornucopia antes de que le borren las monedas) luego de que los bajopontinos aumentaran la cuenta con IGV y propina para el mesero. Y no por obra y gracia del Espíritu Santo sino de Calca. La jugada la empezó Canchita que estuvo muy servicial apoyando en el quite, armando juego y habilitando a su cumpas. Jugó para Irven y este -que estuvo una pizca vacilante en el primer tiempo- hizo lo más rescatable de su actuación, le dio un pase que pasó limpio por el túnel de la Herradura para Calca que se metía corriendo como escapero con un celular. Todo el mundo sabe (y Zamudio también) que a Calca le dicen el Hombre Elástico porque tiene cintura de jebe. El pobre Zamudio pensó rápido: “este flaco no me la hace, va amagar para un lado y la mete por otro, me juego por el otro lado”. Calca hizo el queco de su movimiento de hula hula pero la mandó para el mismo lado y el arquero para el otro. 2 a cero. Era el gol de la tranquilidad (que no fue tanta como uno se imagina).

Bueno es culantro…

Los huancas se mandaron al “empate o muerte” y al poco rato ya se estaba jugando más en el campo rimense que en las pampas de Junín. Y es que los celestes venían de una seguidilla de agotadores partidos: Libertadores, Fase 1, Final de la Fase 1, Copa Bicentenario, Final de Copa Bicentenario, Copa Sudamericana, Fase 2, y en esos partidos -sobre todo los internacionales- corrió patada al mango. ¡qué iban a mantenerse frescos teniendo el cuerpo magullado de tanto codazo y tanto machete! Bueno es culantro, pero el cuerpo no da para tanto.

Joao deforma el poste…

Debido a su porfiado asedio los huancas empatan por gol de penal al chocar una pelota en el codo de Gianfranco. 2 a 1. El profe Mosquera, viendo que los celestes actuaban visiblemente golpeados y agotados decidió hacer cambios. Sacó a Távara y metió a Castillo, sacó a Liza y metió a Grimaldo. ¿y luego? Resistir el embate y contragolpear mientras se pueda hacer daño. En uno de los contragolpes Joao mete tremendo patadón que deforma el poste, pero la bola se niega a ingresar. Luego siguen obstinadas (e improductivas) embestidas huancas y tenaces rechazos rimenses hasta que Legario, el arbitrario, en vista de que sus engreídos no logran empatar, dice chau. Buenas noches.

 

 

 
Leer más...