lunes, 5 de diciembre de 2016

LOBA FUE VERDUGO Y PENNY EL SEPULTURERO.

Por Manuel Araníbar Luna
En verdad el titular es una exageración. El partido lo ganaron los once celestes que jugaron pintados de verde esperanza. Y ganaron por oficio, por experiencia, por haber vivido ya esos avatares. Pero nadie nos quita que Loba fue el verdugo y Penny el sepulturero.
Sporting ganó porque en pelea de osos no gana el más fuerte sino el más mañoso. ¿Y cuando pelean dos  mañosos, quién gana entonces? Aquí viene otro dicho: el que pega primero pega dos veces. Cristal adelantó, y no pegó dos veces en los noventa, pero lo hizo tres veces más en la tanda de penales.
Relojeando…
Habiendo analizado toda la trayectoria del presente año en el equipo de la comuna, ya teníamos en mente el sistema que iba a emplear. Un montón de verbos  y ninguno tenía que ver nada con creación de buen fútbol. Ajustar, estorbar, atorar, asfixiar, enfriar, relojear, morder, maniatar (mejor dicho, pediatar), contragolpear, y sacar un buen resultado garabateando en borrador para sacar puntos en limpio con juego sucio. Bien. Pero les faltó un verbo. Y este es entrar a ganar. Los ediles entraron a empatar, a no perder, a esperar los penales. Y luego del gol rimense empezaron a relojear.
Con este concepto bien claro ya sabíamos cómo Grioni iba a  plantear el partido. Mientras en su cuartel general, los rimenses esperaban las acciones con su tónica impuesta durante todo el año: el principio de rastrillo, arrasar desde el principio para después especular con lo que se tiene en el tablero electrónico. Pero nadie esperaba que el Sporting adelantara el marcador con un tempranero lobagolazo.
El mañanero de Loba…
Este gol de sobremesa, sin haber terminado el cebiche, no llega por generación espontánea sino por obra y gracia del Espíritu Celeste: Loba, que lanza un pelotazo de béisbol para Jair, este, quimboso y cimbreante, amaga y latiguea con veneno, pero lo bloquea Corzo  mandándola atrás de la línea blanca de Maradona. Saca rápido el Chapu que la retrasa a Jair. Este la zurdea a media altura como para cabecearla sin saltar, y rechaza Contreras. La chancha cae a los pies de Pedrito quien, desacomodado y regresando con la cancha volteada, se la suelta a Loba. ¿Y qué se espera de Loba cuando le cae justo para su pierna un aguinaldo envuelto en celofán con la dedicatoria “Con todo cariño para  ti, Lobita, despáchate”? Lo de siempre, agradecer, luego matar sin compasión y en primera.  Loba le mete pólvora al chimpun y chispea el fulminante. En efecto (y con efecto), el bazookazo pasa por el único agujero posible dentro de esa maraña de piernas, camisetas verdes y rojiblancas. El loco se lanza por las puras albóndigas porque ya la gente está gritando gol y el tablero marca el palito del uno a huevo.
Hasta ahí, uno se imagina que lo que sigue será un show para alegría de la tribuna, con un Loba repartiendo, un Calca armando y un Chapu distribuyendo. Pero la predicción falla: desde ese momento Loba y compañía dejan de jugar libres, solteros y soberanos porque el mañoso DT de Muni le pone candado y tranca al medio campo. El partido de ahí en adelante se torna más trabado que lengua de tartamudo. Todo lo que sigue es un congelamiento del reloj por parte del Loco y un concierto de puntapiés donde la más baja es en la ingle mientras el señor Bigote no aplica el reglamento sino su antojadizo criterio. Así termina la primera tanda (de patadas).
Segundo Paul McCartney
Igualito: amarres, enmarrocamiento del juego. Esto no es un partido de futbol sino un embotellamiento de tráfico en un cruce sin tombo ni semáforo. El loco relojea y Loba cojea. Mariano saca a Carlitos y mete a Rojitas. Chapu se junta más con Calca mientras Alexis se pega a la banda derecha. Los ediles se cansan y de ello se aprovechan los creadores cerveceros. Empieza el toque de pa’ tí , pa’ mí. Por la izquierda Jair se empieza a ir, a veces le liga y a veces él mismo se marca y se quita la bola. Mete centros, algunos  a la mitra y otros a los fotógrafos. Uno de sus centros despostilla al travesaño. Primer palo. Más tarde, en centro desde la banda derecha, Calca mete la plancha pero la chancha cae a los guantes del Loco, que sigue quemando tiempo. Los celestes embotellan a los concejales que más que jugar están cachueleando de serenazgo, deteniendo el juego y patrullando su propia área, acurrucándose entre todos como pingüinos emperadores en el polo Sur. Soso saca a Rambo y mete a Santi que se santigua. Y en la última, tras un forcejeao de pulpos, la bola le cae a Calca por la zurda. El flaco quiere definir como los grandes pero la chancha da en el tronco como los chicos. Segundo palo. El señor Bigotes sopla el inflador y se acaba la tanda de patadas, ahora empieza la otra tanda, la de verdura, la del sí o sí, la de los penales del Castro Castro. Eso es lo que quería Grioni, y lo consigue.
Tanda de penales (y errores).
Empieza Piki, resuelto y temerario. Se la regala a Erick. Luego convierten los ediles: Uno a cero. Ahora le toca a Santiago: pelota a la tribuna, los regidores convierten: dos a cero. La hinchada tiembla y Soso se quiere ahorcar. Ahora todo depende de Platanazo que quiere taparse aunque sea una. Chapu pone la bola al punto G, pelota colocada y el Loco casi chapa la del Chapu, pero la coqueta se le chorrea y cruza la frontera sin presentar pasaporte. Luego convierte Calca y cuando le toca al che García, Penny le adivina el porvenir y se la chapa. Por último el más chibolo, Rojitas, se acerca sin miedo, y dispara con el señorío de los sénior, y el Loco paga pato. Queda el último, el que mantiene a la tribuna en vilo. La barra celeste hace tremendo chongo de pollada con parlantes al último pateador: Camioneta Zela  que toma vuelo como para matar un cristiano pero la pelota se va para arriba y sale matando a un gallinazo. Penny sale corriendo y no termina su carrera porque se forma una pirámide humana. Apoteosis. El estadio es un loquerío. Cuestión de colores: Los celestes que jugaron de verde pasan a pelear la final contra los rojinegros. Buenas noches.

2 comentarios:

  1. JAJAJA,CAUSA TE FALTO LA LAGARTIJA QUE HIZO PENY- QUE BUENA CRONICA.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la acotación. la lagartija de Penny la comentamos en este enlace
    http://www.esquinaceleste.pe/2016/12/aqui-las-claves-del-triunfo-cervecero.html

    ResponderEliminar