miércoles, 15 de julio de 2020

EL MAESTRO Y EL ALUMNO


Por Manuel Araníbar Luna
Es una verdad monumental
que el que nace artista no deja de serlo jamás. El pintor no cuelga su paleta y sus pinceles, el guitarrista sigue manoseando la guitarra hasta que se les gasten las uñas. Un artista que se precie de serlo siempre tiene sus instrumentos a la mano como si fuera su DNI. Y por ende, un artista del balón seguirá peloteando y pichangueando hasta que la artrosis se lo impida.

Puntual y enmascarado...
A fines del 2019 y mucho antes, los medios especulaban largo y tendido con respecto al retiro de Loba en el 2019. Ya el maestro del toque fino había adelantado con anterioridad su retiro de las canchas y que en el futuro seguiría vinculado al deporte de los chimpunes y pelotas, y para ello se preparó. En vez de llegar a casa y repantigarse a ver películas se dirigía a sus estudios con el entusiasmo de colegial adolescente. El año pasado declaró. “Antes podía perder  el entrenamiento un par de días en la semana y el domingo jugaba normal. Hoy en día es diferente, tengo que entrenar a diario para poder rendir”. Esta rutina que imaginábamos iba a terminar cuando colgó los guantes -mejor dicho, los botines- no se ha terminado. Hoy sigue entrenando con el cuerpo técnico del Sporting Cristal. Llega puntual y enmascarado a La Florida, se cambia y sigue entrenando a diario con el entusiasmo de un jovencito que sueña con jugar al lado de los consagrados.

El pase en callejón...
Nadie nace con el don de darle a la pelota con maestría.  La calidad es fruto del esfuerzo y la constancia. Los jóvenes valores al ver a sus mayores se esfuerzan mucho más, los tienen que imitar por efecto espejo. Sería imperdonable que se pongan a practicar saques de banda teniendo al maestro al lado. Bien lo dice el refrán: “el cachorro aprende a rematar viendo al lobo viejo anotar”.
Távara, por ejemplo, es un jugador cuyo progreso está en ciernes. Tiene una zurda tan bien educada que hace una reverencia y dice chau después de anotar. Su disparo de media distancia tiene precisión de mira telescópica. Obvio que le falta mucha práctica para lograr el tercer ojo de dar los pases sin mirar, el panorama para analizar la ubicación de sus compañeros, el pase en callejón de un solo caño y el delivery kilométrico con moto de sicario. ¿Y qué mejor que practicar al lado del maestro que sigue en La Florida para dar clases magistrales gratis?
La folha seca...
Esto de enseñar a los chibolos tiene un antiguo antecedente con el maestro Didí, quien enseñó a patear a Matías Quintos, a Pepe del Castillo, a Mifflin y a Gallardo. Más tarde Machi Pinillos y el Niño Rata aprendieron a patear por la influencia de Arrelucea. ¿Cuál era la clave? Practicar y practicar hasta que los calambres les digan “basta”. Bien lo decía Didí: “Eu ensino todos os meus jogadores a chutar a folha seca. Mas sólo aprende quem fica para praticar após o treinamento”. (Yo les enseño a  todos mis jugadores a patear la folha seca. Pero sólo aprende el que se queda a practicar después del entrenamiento)
El día que veamos a las fieritas anotar goles de tiro libre al estilo Loba y Sheput diremos que se quedaron practicando una hora después del entrenamiento y que las lecciones han dado sus frutos.


2 comentarios:

  1. IEE RICARDO BENTIN CELESTE15 de julio de 2020 a las 22:20

    buen articulo pero te falto un detalle, inculcarles la actitud, las ganas. tavara tiene futuro pero a veces entra a jugar desganado. loba y mosquera tienen decirles q estan jugando por el primer tricampeon de la profesional y subcampeon de la libertadores

    ResponderEliminar
  2. EL COMENTARISTA HA MENCIONADO A SHEPUT QUE TAMBIEN LE PEGABA COMO LOS DIOSES. EL PINCEL ES ZURDO Y TAVARA ES ZURDO. SE LE PODRIA CONTRATAR PARA QEU PREPARE A LOS CATEGORIA SUB15 ANTES DE TRAER A EXTRANJEROS QUE NO SABEN ADONDE ESTAN PARADOS. PERO PONGAMOS LAS COSAS EN CLARO. TAVARA YA PASO LA EDAD DE LA ADOLESCENCIA. SE SUPONE QUE UN JUGADOR PROFESIONAL NO NECESITA QUE LE ENSEÑEN A PATEAR Y A VESES NO HACEN CASO A LOS CONSEJOS DE LOS MAYORES. SI ENLA FLORIDA ESTAN LOS CAPOS DEL TIRO LIBRE DEBERIAN ENTRENARLOS APARTE T FUERA DE HORAS COMO DICE EL ARTICULO . LASTIMA QUE LOS JUGADORES PERUANSO SON FLOJOS Y NO LES GUSTA QUEDARSE A PRACTICAR. YA LO DIJO RICARDO BENTIN A LOS JUGADORES PERUANOS LES FALTA ACTITUD Y GANAS DE APRENDER

    ResponderEliminar