sábado, 15 de febrero de 2014

Júnior Ross volvió a romper cinturas en el Cusco.

Por Manuel Araníbar Luna
Junior Ross es un crack que por su constitución física, su velocidad y su cintura, especialmente por esto último, es difícil de marcar.
Junior es una liebre que cambia de ritmo o la frena a plena carrera, utiliza ambos pies, amaga por derecha y sale por la izquierda o viceversa, con lo cual destronca a cualquier marcador dejándolo más tieso que la estatua de un hipopótamo. Sumado a ello, Junior es un pescado enjabonado. Puede escurrirse tranquilamente con  la pelota al pie en medio de una coaster Lima - Ventanilla repleta de pasajeros sin que lo pesque el cobrador. ¿Cómo le llamas a eso? Cintura salsera del Callao.
Chriss Angel celeste…
Titi es un dribleador que sabe sortear los obstáculos más inverosímiles. Lo hizo ya en el mejor gol del 2012 -¿lo recuerdas?-, cuando se escapó de tres matuteros que lo querían asaltar en el banderín del córner. Se escapó como Chris Angel sin que hasta ahora nadie sepa cuál fue el truco de magia.
Junior es una de las lanzas del contragolpe celeste. Tiene un pique extraordinario, y lo hace con suma facilidad por cualquiera de las bandas, aunque driblea mejor por la zurda y no me preguntes  por qué. Y  cuando está en su tarde se saca de con facilidad a dos o tres marcadores.
Un verduguillo celeste…
Hoy entró con ganas de aportar.  Y despertó, aportó, se portó maravillosamente y compartió la pelota con sus compañeros. Desde que chapó bola fue el verduguillo que perforó la retaguardia del cuadro local sin sacar sangre. Cuando le puso el cuerpo el marcador cusqueño cerrándole el paso, ya todo el mundo sabía (menos el pobre marcador) que se la iba a picar por la raya del corner, que iba a seguir por la línea de cal y la iba a mandar al otro palo para que la cachetee el que venga por derecha. Horacio llegó a su hora, agradeció el regalo por San Valentín y resbalándose la clavó con rotomartillo celeste.

Total, gol de Calca y medio gol de Ross. Un punto de visitante que marca la pauta a seguir, no darse por vencido, perderle miedo a la altura, mirando siempre el arco de enfrente. 

3 comentarios:

  1. me gusta tu crónica porque todavía hay algunos imbéciles que le restan méritos al Titi. No se olviden , celestes, que Titi anotó los goles que nos dieron el campeonato 2012. Claro que todo el equipo fue una máquina, pero el artillero fue Ross. Salud Junior!

    ResponderEliminar
  2. Alameda Descalzos celeste16 de febrero de 2014, 15:02

    Ross es un jugador al que hay que ponerle la pelota para que corra. Si se la dejas en pase corto le frenas la velocidad. Esa es la diferencia cuando juega con Loba, Carlitos se la entrega en callejón y Pincel se la pone en corto. por supuesto que rinde mas cuando se la ponen para que desarrolle su velocidad. Aranibar tiene razón cuando dice que mejor la hace en la zurda. Me gustó lo que dijo de la custer. jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ROSS ES UN GRAN PROFESIONAL Y NO NOS EXPLICAMOS PRQUE EL PROFE AHMED NO LO PONE TODO EL PARTIDO. MIREN QUE LOS ULTIMOS DOS PARTIDOS ROSS FUE GRAVITANTE

      Eliminar