jueves, 30 de enero de 2014

Cristal 2, Paranaense 1: El Furacão no sopló.

Por Ode Mardán
“¿Yotún adelante?, ¿Qué sancochao es este?” se preguntaba al lado nuestro un locutor al ver el esquema que planteó Ahmed. “En estos partidos de la Copa no estamos para experimentos”, rezongó otro. En nuestra mesa preferimos callar y esperar.
Y no esperamos mucho. Los celestes, casi desde el saque, empezaron a llegar como diablos, filtrándose por todos lados  ante un Paranaense que estaba planteando lo suyo, lo de siempre: medio campo poblado, un bosque de troncos en el medio campo con dos flechas que trataban de salir como potrillos locos y una defensa bien adelantada. Típico esquema de encuentro en la  Libertadores.

El huracán no sopla ni velitas…
Y esto los perdió. Un locutor brasileño no soportó más y despotricó:
“Paranaense é uma equipe sem força. Furacão ou não soprar as velas no meu aniversário” (Paranaense es un equipo sin fuerza, este Huracán no sopla ni las velitas de mi cumpleaños!”).
Y no era tanto. En una bronca, quien adelanta el primer mitrazo casi siempre gana el pleito. Sucedía que los celestes les habían ganado el vivo, la iniciativa. Entraron sin miedo (estupenda arenga motivadora del Turco en el camarín), tomaron el timón del partido y sólo lo soltaron por momentos. Los brasileños más que todo se dedicaban a morder en el medio campo.
Un pitbull contra cuatro poodles…
¡Pero qué iban a poder esos cuatro poodles rayados con un vigoroso pitbull llamado Cazulo! El Piki les mordisqueó por todo lado hasta hacerlos retroceder con el rabo entre las piernas.
Cinco metros más atroya, Loba levantaba a la mitra y, pese a no estar al 100% de su recuperación física, se dedicó a repartir pelotazos  como para carrera de galgos. Calca pegado a la derecha, mientras en la zurda el Yoshi de media punta armaba juego en corto alimentado por un Cossio recio y preciso como un Casio. La jugaban cortita de tuya y mía, pa tí pa’ mí, pero la perdieron unas cuatro veces en salida (ya se les ha dicho muchachos, ¡esas bolas se  revientan!). Menos mal que la mechita de los brasileños estaba apagada. Leguizamón, puro entusiasmo y poco dominio, chocaba con un par de tanques de ébano y el Irven recibiendo las pelotas divididas, sumadas y multiplicadas a la ene potencia entraba como lanza y hería como bayoneta.
Hablemos claro, dicho así, un hincha que no vio el partido puede creer que el partido estaba papayita. Naka. En la defensa celeste había un forado más grande que La Oroya. Ortíz, Balbín y Delgado no se ponían de acuerdo para salir, cuándo cortar y quién hacía los cruces. Los contragolpes de los poodles que entraban en diagonal preocupaban tanto que por momentos el Piki tuvo que apoyar, Yoshi retroceder un cachito y Calca dejar de generar para tapar a los carrileros brasileños.
Ahmed sabía que Brasil es tierra de carrileros, que la generación de ataques viene por las bandas. ¿Qué hizo el turco? Taponeó la salida de los poodles. Mientras el Loba, suelto como recién liberado de cana, seguía generando fútbol para Avila y Legui. Y fue precisamente este quien se la soltó al Irven, este entró al cajón sin pedir permiso y se la metió  por la huacha al pobre arquero, que de puro Weverton le abrió las piernas. Una escandalosa huacha que nos puso uno a cero. Un locutor medio comadreja dijo que "se le chispoteó". ¿Y a mí qué? ¿fue gol o no?, qué importa si en esa taqueada de billar labola se lanceó. Fue gol y punto. Que pongan sus reparos las comadres. Mientras tanto aquí celebramos.

En el puntito “G”
En ese primer tiempo los cerveceros perdieron tantos goles que  los visitantes respondían con un “muito obrigado”. Mas en la segunda vuelta, un inocente Calca jala un hilito de la camiseta a un brasico y el árbitro mapochino Osses no escucha las voces de los celestes y señala el puntito G del área, el del gustito a gol. Nos empatan y a sufrir nuevamente. ¿Quién nos da una aspirina, por favor?
Sabemos que Loba no está bien físicamente pero la viveza chalaca no se la quita nadie: cerca al rinconcito de los tiros libres quiebra a dos troncos y se tira a la piscina ante un roce de un rayado. Osses dice que hay roce, silba y compensa. Penal. Loba la encaja debajito del cordel de tender la ropa mientras que el arquero queda hasta las ... Weverton.
Y así se consolida la victoria. Luego un par de goles perdidos en ambos arcos. El árbitro mapochino, picón por el fallo de La Haya, no quiere oír más mentadas de madre y silba un chau. Adiós y no regreses, turronero.
CODA.
1.   Se ganó con susto cuando bien se pudo regresar a La Florida con un marcador de por lo menos tres goles de diferencia. Pero desde los tiempos de Mosquera estamos en lo mismo y  ya nos estamos acostumbrando  a perder goles. Es malo perder goles pero es peor perder partidos.
2.   A ver si buscan un profesor de geometría para que les enseñe cómo es  estar en raya a esos de atrás. Por favor, que les marque la línea con una tiza, porque estuvieron tan desnivelados que prácticamente les decían a los poddles “entren por aquí”. Y así no es, papá.

3.   Se especula que el esquema para Brasil será, mínimo, con cuatro atrás y dos contenciones, un armador, dos por las bandas y uno solo en punta. ¿Será así?

5 comentarios:

  1. buena crónica, pero te olvidas de decir que leguizamon y nuñez no dan la talla para el equipo. como dijiste el otro dia , habra que tener un poco de pasiencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. dilo claro loscdos argentinos son una mazamorra mejor estaba ayr en la defensa y lo botaron

      Eliminar
  2. Ese esquema está bien para jugar de local pero para visita tengo serias dudas. La defensa no da ni un poco de confianza. Piqui no puede hacer todo solo. Dela Haza es muy desordenado y Calca está bajetón. otra cosa, se ha lesionado Cossio, suponemos que Yotún bajará a ese puesto. pero por favor, yoshimar, no entres en el juego de la provocación. A Ross deben de ponerlo en el segundo tiempo cuando ellos se nos vengan encima. Por la derecha tendremos que poner a Advíncula, que si quiere que lo contraten en el extranjero debe romperla y poner cojones. salvo mejor parecer. Sólo así podremos hacer que se cumpla nuestra profecía: Cristal 1, Paranaense cero con gol de Ross.

    ResponderEliminar
  3. velver de comas. tienes razon con lo de yotun la vez pasada yosi la cago haciendose expulsar en la seleccion contra uruguay. pero de titi ross no tengo confianza. el titi se chupa en partidos internacionales. ross es solo para jugar en la movistar y punto.

    ResponderEliminar
  4. Todos olvidan una cosa: Ahmed no es estratega, Ahmed es formador de menores. Así que no le veo porvenir al SC para agarrar el titulo en este campeonato. su mayor logro será que promocione unos cuantos menores a la primera división.

    ResponderEliminar