lunes, 20 de agosto de 2012

Sporting Cristal 1 – Huancayo 0. ¡No jugaron bien pero ganaron!


 Por Manuel Araníbar Luna.

Los celestes vacunaron temprano por medio del Charapa a los 2’.  Muchos hinchas ni siquiera se habían acomodado en sus asientos. Y con este gol de desayuno dominical,  los espectadores en el Alberto Gallardo ya se frotaban las manos apostando por cuántos goles se iba a ganar.  “Este partido está facilito”, me dijo un vecino. Y no había razón para no imaginar un pronóstico diferente. Es que el aura de campeones que nos dejó el triunfo de la semana pasada ante el equipo chiclayano no daba lugar a otro resultado que no fuera una goleada. Y esa fue la causa de la desidia de casi todo el plantel.  Los celestes bajaron la guardia creyendo que los goles iban a llegar solos, sin que se les llame.

EL MISMO LIBRETO

Últimamente los equipos que enfrentan al elenco del Rímac  están utilizando el mismo libreto. Copan el medio campo y maniatan a los creadores. Bloquean las dos bandas y con eso impiden las proyecciones y la ampliación del frente de ataque bajopontino.

Y para no variar, esa fue la tónica que empleó el equipo huancaíno durante todo el primer tiempo no bien recibieron el tempranero gol, sabedores de que la contención cervecera  durante casi todo el campeonato se ha basado en un solo escudero: el Piki. Este no se bastaba  para contener un ataque se desbordaba por las puntas y por el centro.

A esta situación se le agrega el bajo rendimiento de casi todo el equipo del Alberto Gallardo.  La creación prácticamente no existía. Los atacantes se morían de hambre. El bloqueo era insuficiente. Recién en el segundo tiempo se mejoró algo con la entrada de Tarek que fue de gran ayuda para el Piki. No obstante, el otro cambio de Leandro por Pincel no trajo mejoría.  El brasileño estuvo impreciso en la definición.

Menos mal que se ganaron los tres puntos. Los aficionados resoplaron su tranquilidad con el pitazo final. Es que los aficionados locales se acostumbran rápido a las goleadas. Y un partido como este no reflejó lo visto siete días antes en el mismo escenario.


LIBRETA DE CALIFICACIONES.

DELGADO (14). Puso la nota de serenidad ante los momentos de zozobra de la defensa bajopontina. Nuevamente sacó a relucir su experiencia al tapar un par de disparos a boca de jarro.

YOTUN (13). Tuvo algunos chispazos en sus proyecciones pero sin llegar a recuperar su rendimiento.

VILCHEZ  (14). Otro que mostró su experiencia. Estuvo bien ubicado y cerró el paso todas las veces que llegaban los delanteros del equipo huancaíno.

ALVAREZ (13). Otro baluarte en la defensa. Esta vez se cuidó de no meter la pierna fuerte ni cometer infracciones infantiles.

VALVERDE (13). Contagiándose de casi todo el elenco local, también estuvo bajetón.

CAZULO (16). El más regular en el equipo. Como siempre fue un camioncito que jamás apagó su motor. Otra vez fue el escudero  sacrificado en el primer tiempo y su ímpetu no fue suficiente para contener el volumen de ataques huancaínos.

TAREK (15). Entró como llanta de refuerzo en un equipo que cojeaba en la contención. Y con sui ingreso como bloqueador de ataques el equipo mejoró.

LOBATON (14). Sacó todo su bagaje de conocimiento para habilitar  a sus compañeros. Lamentablemente –como se ha hecho costumbre- se desperdiciaron varias  ocasiones de anotar. Le faltó colocar la bola al piso y aquietarla. Esta vez le tocó errar un par de goles.

SHEPUT (13). Tuvo una tarde fatal, no le salieron ni las más fáciles. Sólo chispazos.

AVILA (14). Estuvo voluntarioso y creó algún peligro en el área contraria. Se apagó cuando las pelotas se las enviaron  todas por alto.

RENGIFO (16). Hizo lo que tenía que hacer: meterla en primera de puro empeñoso.  Fue una champa, un patadón contra el piso que descolocó a todos en la defensa visitante. Pero se apagó con el correr de los minutos, al retroceder en demasía para ayudar al medio campo celeste que no armaba juego.

ROSS (13). Esta vez se le apagó la mecha aunque en su descargo añadiremos que el ataque en su conjunto no fue bien alimentado.

FRANCO (13). Se falló un par de ocasiones de gol que en otra ocasión las podía anotar con los ojos cerrados.

ACUÑA (sin calificación).






1 comentario:

  1. ME IMPORTA POCO COMO JUGARON
    LA COSA ES QUE SE GANO Y EL QUE CRITIQUE ME LLEGA
    FUERZA CRISTAL

    ResponderEliminar