lunes, 30 de julio de 2012

¡SHEPUT DESPERTÓ Y ANOTÓ GOLAZO!: CRISTAL 2 x 0 INTIGAS.


Por Manuel Araníbar Luna.

Mosquera ya sabía como se iba a cuadrar en la cancha el equipo visitante: si analizamos los partidos de local vemos que se confirma lo que se ha hecho una costumbre de todo equipo que llega al Alberto Gallardo.  

Todos le juegan al elenco bajopontino del mismo modo: llenan de jugadores el medio campo y con ello aprisionan a los creadores celestes. Luego, contragolpean con lo que les queda. El DT celeste ensayó una fórmula que no le daba resultado, no había manera de desbloquear ese enmarañado medio campo rival.

No causaba extrañeza, por tanto,  el planteamiento  de Ospina, quien, además, recurrió a una serie de artimañas para dilatar las acciones. Y vaya que lo consiguió durante el primer tiempo. Si bien es cierto que se lesionaron varios jugadores visitantes, a cada pelota peleada con los rimenses, los visitantes se tiraban al suelo un par de minutos lo cual enfriaba las acciones.

Cristal llegaba poco. No se hilvanaba jugadas. El Burrito hizo algunas filigranas, Ross cambió de punta y con ello se congeló, el Irven arrancaba desde muy atrás, Charapa las peleaba arriba, pero como siempre, jugaba estorbado y, más que ello, amarrado a los centrales visitantes, por tanto el dominio no rendía frutos.

 Esporádicamente salía una que otra. Ross se perdió una de cabeza. Un furibundo puntazo del Neka chocó en el madero de la tribuna sur y la pelota se paseó con cachita a lo largo de la línea del arco un milésimo de segundo antes de que el árbitro sople el silbato. Y eso fue todo durante ese trabado primer tiempo. Era un somnífero para el hincha que desde la tribuna reclamaba más acción a gritos.

Para el segundo tiempo entró Sheput, se juntó con el Burrito y empezaron a triangular. Poco a poco se iba despejando el panorama. Ross volvió a su banda izquierda. Irven salía con más movilidad, repartiéndose entre el centro y el medio campo. Se despejó el panorama, aunque se abusó de los centros por alto, precisamente cuando ya no estaba el Charapa para meterlas de cabeza. Mosquera entonces, viendo que la visita no atacaba, mandó a que se proyecten los centrales. Los celestes jugaron al ollazo ante una defensa apretada. Una espectacular chalaca de Ávila volvió a rebotar en el palo. Nadie lo podía creer: el poste volvía a salvar al arco ayacuchano. Minutos después, en un centro apretado desde la derecha, el flaco Delgado la conectó en medio de los dos centrales visitantes y la pelota se clavó entre las drizas.

Por fin se abrió el marcador. Y un suspiro de alivio se levantó en las tribunas. Todo el mundo adivinó lo que iba a suceder, un milagro de la naturaleza: inmediatamente después del gol de Marquito Delgado los visitantes dejaron de tirarse al piso por lesiones. Los creadores celestes despertaron cuando el equipo visitante soltó la presión asfixiante en el medio campo con el fin de empatar. Ahora sí las triangulaciones se hacían mortíferas. La alegría creadora se encendió en los pies de Mariño, Ávila y Sheput. Las paredes rompían cinturas y provocaban fouls.

Entonces el Pincel, ya endiablado y para  darle chamba al que cambia los números en el tablero,  a punta de cintura fue quebrando rivales, sacó un conejo de la galera y disparó un misil que astilló el madero. Más tarde cerró el encuentro con un gol de tiro libre que hacía buen tiempo no lo disfrutaba la afición. Se cuadró, midió, sacó el compás, trazó, apuntó y la colocó en el ángulo como si tuviera una mano en su veleidoso empeine zurdo. Rugidos en las tribunas. Renzo se golpeó el pecho gritando “Este es mi regalo por 28: felices  fiestas celestes.


LIBRETA DE CALIFICACIONES.

DELGADO (14). No fue exigido. Su labor mayormente fue guapear a su defensa cuando se descuidaban en los escasos avances contrarios, porque por esos descuidos que ocasiona la euforia, casi lo vacunan inmediatamente después del gol de su colombroño Marquito.

VALVERDE (13). Cumplió órdenes  marcando punta izquierda aunque no se proyectó como se esperaba.

VILCHEZ (14). No tuvo mayor trabajo. Ordenó a su defensa en base a su experiencia. Supo mantener en línea a sus jóvenes acompañantes. En el segundo tiempo, sin presión de los delanteros contrarios, subió para las pelotas paradas.

DELGADO (17). Soberbia actuación que coronó con un gol que anotó estorbado por los dos centrales ayacuchanos. Está demostrando que un defensa moderno no sólo debe saber cuidar su área sino también proyectarse y, por qué no, convertirse en centro delantero y anotar goles. Utilizó  mucho la  anticipación y fue bastante cargoso con los delanteros contrarios.

SOTOMAYOR (14). No desentonó, aunque no lo exigieron por su banda. Al igual que Delgado, demostró que la camiseta celeste no le pesa. Se cuidó mucho de no cometer infracciones en su área y no se complicó en la difícil trampa del offside.

CAZULO (16). Qué más se puede decir que no se haya dicho de este guerrero charrúa. Ayudó a su defensa y se proyectó a todas las líneas del campo y en cada zona aplicó más de lo mismo: pelearlas todas, estorbar, contener y meterse de sorpresa a toda velocidad al área contraria. Hay que reconocer también que varias entregas suyas fueron a los pies de los contrarios. Pero los errores los supo corregir.

NEKA (14). Mejoró respecto al partido anterior. Comprendió que en estos partidos hay que poner más que las ganas. No se embarulló,  la soltó más rápido, levantó más la cabeza y pisó el área contraria. Tuvo más panorama. Un misilazo suyo casi tumba un poste.

MARIÑO (15). Estuvo rodeado de piernas contrarias en el primer tiempo, lo que lo tuvo asfixiándose, complicándose la vida en driblings que no surtían efecto. Por momentos no tenía con quién tocarla ni a quién entregarla. La hizo mejor en el segundo tiempo cuando se juntó y trianguló con el Pincel y Ávila.

ROSS (14). En el primer tiempo estuvo perdido por la banda derecha. Un cabezazo suyo no entró por un par de milímetros. Para la complementaria volvió a su banda y mejoró su producción creando peligro cuando se proyectó en diagonal.

IRVEN (15). Aunque en el primer tiempo no destacó puesto que arrancó bien de atrás, en el segundo periodo hilvanó buenas jugadas con Pincel y Burrito. Se hizo una parada de pecho en medio del área enemiga y se mandó una chalaca de acróbata que hasta el palo agradeció la gentileza pero le negó el acceso. Si esa pelota entraba, cerraban el estadio Alberto Gallardo hasta nuevo aviso.

RENGIFO (12). Estuvo cercado por  los backs contrarios a tal punto que en el primer tiempo tuvo algunos choques con la defensa visitante. Casi lo expulsan por repeler un pegajoso hostigamiento de un defensor que parecía que se había enamorado de su camiseta.

SHEPUT (16). Aunque entró algo timorato, tuvo veinte minutos brillantes que nos hicieron recordar al Pincel de las mejores filigranas. Su gol  coronó la buena actuación que se le extrañaba desde hacía varias fechas.

CHAVEZ (14). Cumplió, aunque sin destacar. Cuidó bien su banda y los delanteros contrarios no lo cargosearon. Y metió la pierna con firmeza sin complicar su zona.

TAREK (13). Su tarea fue sacrificada aunque invisible. Las órdenes de Mosquera fueron que se dedique a tapar las salidas de los ayacuchanos y ayudar a Cazulo a cortar los avances contrarios que francamente fueron pocos.


YOVANNI QUEVEDO (11). Su  calificación es generosa por fiestas patrias. Aunque no lo crean, es árbitro. Se demoró una eternidad en sacar las amarillas ¿No las tendría pegadas con moco en el bolsillo? Habrá que darle clases de aplicación de la ley de la ventaja.



4 comentarios:

  1. buen triunfo celeste. pero hay algo que no me gusta, cuando los acorralan se aburren y no les sale nada.
    otra cosa mas, despues del gol de delgado nadie se dio cuenta que el mismo marquito la embarro y casi nos meten el empate. menos mal que el delantero de ayacucho la fallo.
    esto quiere decir que la defensa se duerme. es que no hay nadie que ponga orden y los ponga en linea. porque por lo menos el que tiene mas experiencia es vilchez el mayor y no hizo nada por arreglar esa linea.
    como nos podemos confiar en walter vilchez en el partido contra alianza sabiendo que el es aliancista?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí tampoco Vilchez será la solución en el partido contra Alianza. Da muchas ventajas y ayer mismo salió cojeando. No fue exigido por tanto no se puede decir que jugó mal o bien.
      Como lo dice anónimo, el tenía que arreglar su línea defensiva y no lo hizo.
      Valverde no sabe jugar por la izquierda y mucho menos de marcador. La cancha le quedaba grande y no tuvo ninguna proyección pese a que no lo presionaron en su ala. Menos mal que Ospina no se percató que Valverde es mazamorra porque si le manda a un par por ahí le podían meter un par de goles a Delgado.
      Mi equipo contra las kakas:
      Erick
      Yotun – Ayr – Marquito – Portocarrero
      Cazulo
      Loba - Sheput – Avila
      Rengifo - Ross

      Ustedes qué dicen.

      Eliminar
  2. gerry SC la molina30 de julio de 2012, 16:24

    Tampoco tengo confianza en los dos vilchez, despues de todo son kakas y a las kakas no se les puede tener confianza.
    espero que yotun ingrese al igual que ayr.
    alguein sabe si esta a punto o al menos pueda jugar medio tiempo??
    SC A GANAR A LAS KAKAS CARAJO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEGUN TENGO ENTENDIDO NO PODRAN JUGAR NI AYR NI CHASQUI. EL CHASQUI RECIEN LO HARA CONTRA AURICH Y AYR TIENE PARA UNA SEMANA MAS
      ASI QUE HABRA QUE REZAR PARA QUE LOS DOS VILCHEZ NO LA CAGUEN
      YOTUN ESTUVO DICEN QUE ESTABA CON GRIPE - LO VI EN EL ESTADIO Y NO SE LE NOTABA NADA DE RESFRIO.
      ME PARECE QUE LO ESTABAN GUARDANDO POR FATIGA MUSCULAR IGUAL QUE AL LOBA.

      Eliminar