lunes, 28 de mayo de 2012

SPORTING CRISTAL: PRIMERA RUEDA, EL VASO MEDIO LLENO


Por: Manuel Araníbar Luna

Este pasado domingo se ha cerrado la primera rueda con una derrota para el elenco cervecero pero no hay que desesperar: no ha terminado aún esta telenovela llamada Campeonato 2012.
Luego del traspié en Chiclayo todos tienen puntos de vista diferentes. Unos ven el vaso de agua medio lleno y otros lo ven medio vacío. Los pesimistas a ultranza no ven ni gota de agua y los destructivos al mango, ni siquiera el vaso. Y bien, cada uno opina de lo que ve, dependiendo de su particular estado de ánimo. Todo es según el color…

Si comparamos, - y muchos lo hacen con datos estadísticos a la mano – este cuerpo técnico con los anteriores vemos el vaso medio lleno. El hecho de pinchar una llanta en el camino y parar el carro para parcharla no quiere decir que no lleguemos a la meta a tiempo. Demoraremos un poco más en alcanzar a los que nos llevan ventaja, pero estamos en la ruta. Este receso nos sirve para conseguir repuestos y luego pisar el acelerador, que es lo más urgente. Otra cantar sería si tomamos la pista equivocada o bajamos al chofer a medio camino, que es lo que quieren algunos pesimistas.

Ya lo hemos repetido hasta el cansancio, lo que pasa es que, habiendo nacido campeones, exigimos títulos como si tuviéramos el mismo equipo que en los noventa. Y lo que hace mucho más insoportable el reclamo es que los pretendemos sobre el pucho,  ´ipso ya’. Perdemos la paciencia demasiado pronto. Y esto es explicable, viniendo de cinco años de fracasos, nos seguimos comiendo las uñas temiendo, alucinando que este año vamos a terminar nuevamente en los últimos lugares de la tabla.

Hace unos días, un lector nos envió dos tablas de posiciones en la que el Sporting Cristal figuraba arriba en la primera pizarra, mientras que en la segunda, un equipo de los llamados ‘grandes’, similarmente, figuraba igualmente arriba pero con la pizarra volteada en un giro de ciento ochenta grados. El chiste nos hizo sonreír,  pero trae a colación que algunos hinchas celestes ven al cuadro rimense así. Y es que seguimos viendo un fantasma: que este año vamos a estar como en la segunda pizarra. Si encendemos la luz, mejor dicho, si dejamos de lado el arrebato, veremos que el tan temido fantasma es sólo una sábana.

Y  claro, ya lo hemos dicho, el hincha peruano es un personaje pintoresco, voluble, bipolar. Bombero en la mañana e incendiario por la noche. Hoy endiosa a un jugador y mañana escupe sobre él. Hoy pide su renovación y mañana su rescisión. Este comportamiento no es propio del hincha peruano, el apasionamiento es global.

¿BALANCE O DESBALANCE?

Mosquera, pese a esta última derrota y las anteriores, está abriendo trocha, está despejando el camino. Del cien por ciento, el equipo está en unos setenta. ¿Hay escollos? Obvio,  las piedras y baches en el camino son cosa de cada día. Las llantas seguirán pinchándose. Claro que algunas trabas aparecen por casualidad,   y otras por tachuelas puestas a propósito.

Otro de estos escollos es la poca cantidad de jugadores de relevo. Nos referimos a reemplazos que no hagan extrañar a los titulares, y esto lo aseguramos sin desmerecer lo presente. Todos nos sentimos técnicos, todos tenemos nuestro equipo ideal y pedimos que se contrate a este o al otro. Posiciones extremistas siempre habrá.  Algunos, luego de una derrota, piden que se vayan todos. Y otros sintiéndose consultores le sugieren, - y muchos lo exigen a gritos- cambios al entrenador de turno. Pero volvamos a encender la luz.

¿Qué se necesita?

Primero, lo obvio, lo que piden todos: que el equipo sea una máquina bien aceitada, que ataque bien, que meta todas las bolas y que no se deje meter ninguna. Vamos, muchachos, abramos los ojos, que este equipo no es el Barcelona ni el Madrid (y ambos cuadros, con todas sus estrellas, también han perdido títulos).

Segundo, y lo más urgente: Piezas de recambio a la altura de los titulares.  Muchos dicen, que la mejor defensa es el ataque. Otros aseguran  que los equipos se ensamblan de atrás adelante. A ver entonces, el ataque está afinado en un ochenta y cinco por ciento. La defensa está en sesenta y va acercándose, a pasos no tan cortos, a la zaga ideal. Poco a poco está reconstruyéndose. Advincula ya se está asentando, ha salido de las arenas movedizas y ya pisa tierra firme por la banda derecha. Ayr y el Chasqui se están comprendiendo mejor. La preocupación está en el otro extremo, porque Sheput la hace mejor de volante (uno de los mejores del campeonato) que como marcador, porque no tiene tanta velocidad para regresar. Y todos sabemos que el fútbol actual exige que los marcadores laterales sean verdaderos fondistas.

En el medio campo creativo hay gente capaz. En la creación no hay problema, Lobatón, el Burrito y el Pincel son los que alimentan a los de adelante. Y lo hacen bien, cuando están con el foquito prendido.

En el sistema de bloqueo estamos bien. De Cazulo ya se sabe cuánto rinde y el Neka es una alternativa para la salida, el armado  y el atraque.

Y el problema con los de más arriba es que no embocan todas. Con la delantera que tiene el elenco rimense – la más goleadora del campeonato-, los planteamientos ofensivos de Mosquera en esta rueda chica han sido los que hubiera hecho cualquier otro entrenador, menos Reynoso. Mosquera sale al ataque porque su estilo es así y, además, tiene con qué hacerlo. Si no estuvieran Rengifo, Ross y Ávila, Mosquera estaría jugando a especular, a relojear, a ver qué sale, como solía planificar Reynoso. Y no es que Reynoso sea malo, sino que su clave es salir a no perder, porque el Cabezón es conservador, amarrete, especulador.

A veces, cuando goleamos,  terminamos con la sensación de que tenemos quince o dieciséis jugadores hábiles. Otras veces  –cuando el resultado no nos favorece - nos parece que se ha jugado con sólo ocho o nueve cerveceros. La pesadilla empieza cuando se lesionan algunos o cuando salen expulsados, como ha sucedido en este último partido.

MULTIFUNCIONALES

Fíjense cuántos jugadores se han lesionado en esta primera rueda. Y, además, cuántas veces nos han expulsado jugadores importantísimos. El hincha entonces vuelve a ver fantasmas cuando busca en el banco y no halla a nadie con quién reemplazarlos. Urge contratar unos cuántos, sobre todo en la defensa. Lo ideal sería traer uno para cada puesto, pero, como no hay tanta plata ni la habrá hasta fin de año, sólo queda contratar o promocionar a los llamados multifuncionales, que son jugadores para el futbol moderno. 

Advíncula tiene anticuerpos, pero debemos reconocer que es un jugador multifuncional, lo mismo que el Piki y, si sopesamos dejando de lado los prejuicios, el Neka. En las canteras y el torneo de reservas este año se han mostrado algunos buenos prospectos como Bulos, Reyes y un par más. Y se van a tener que promover sí o sí, porque la bolsa de minutos la tenemos un tanto vacía. ¿Qué se va a hacer? En este receso se sabrá. Por lo pronto, lo más saludable es una mini–pretemporada con los canteranos. No está demás un concurso imprescindible: el que meta más goles se lleva el premio mayor, digamos, el titularato.

¿Y en cuánto a las contrataciones? La solución pasa por meter la tarjetita en el cajero automático y ver cuánto queda de saldo. 

3 comentarios:

  1. ha psado un mes y tu pronostico no se ha dado. nos acaban de golear vergonsosamente y nadie dice nada . esta bien defender y darle toda la razon a mosquera ero desbes reconcoer que el equipo no avanza. no se ha traido a nadie. avila es un fracaso, sheput hace tres o cuatro partidos que solo entra a la cancha a hacer su volteadita de toreo y nada mas
    rengifo no la mete ross a mejorado pero no la hace en todo el partido solamente hace un par y se aguanta
    cazulo se salba tambien lobaton con la justa
    los dos vilches que se regresana su equipo advinucla hace un buen partod y en el siguente la malogra toditita
    el chasquei y yotun estan mas o menos y ayr es un tronco.
    el loco ha regresado pero esta todavia falto de practica
    hasta cuando vamos a esperar a franco? ya debe meterlo los 90 minutos.
    como ves mosquera debe cambiara medio equipo que cosa quieres? que termine el campeonato para recien modificar el equipo?
    por favor manuel estamos en la segunda rueda
    que esperamos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. dominguez los resultados le han dado la razon a mosquera eso es todo
      salud cristal
      lo que pasa dominguez es que no tienes paciencia.

      Eliminar
  2. Este artículo lo leí en mayo, hace cuatro meses, y el problema es el mismo.
    Araníbar puso el dedo en la llaga y la directiva no hace nada por cambiar.
    Trajimos a Barney que, dicho sea con el mayor de los respetos, es una vaca. Me pregunto si los que están en el banco de suplentes no saben hacer ejercicios. La vez pasada lo vimos a Shoro y al ojo se nota que ya debe estar por los 120 kilos. el Barney no baja de los 100. acaso los están engordando para venderlos al peso???

    ResponderEliminar