viernes, 3 de marzo de 2017

MELGAR 2, CRISTAL 2: OTRO GOL CON AYUDA DE LOS JUECES.

Por Manuel Araníbar Luna
Había llovido en la ciudad blanca. Y eso no era un buen pronóstico para un equipo que viene de  una ciudad donde llueve cada treinta años. Es que esas lluvias en cancha perjudican el trámite del partido. Los jugadores pifian, se tropiezan, resbalan, la pelota rebota para cualquier lado. Es decir un zafarrancho.


La bicicleta y el espinazo maltrecho…
Los celestes empezaron presionando adelante, atorando a los rojos, atacando en mancha. El ataque cervecero era una marea albiceleste que inundaba como un huayco la cancha arequipeña. Y esto da como resultado un gol de seis de la mañana. Pegado a la línea blanca, Jair  recibe a la redonda en callejonazo que nace de los pies de Loba. Hace la bicicleta invisible, frente a Leudo, amaga patear, el pobre marcador se dispone a plancharlo pero Jair lo quiebra con la zurda dejando al pobre marcador con las piernas abiertas como vaca recién parida. Pero Jair no se queda, amenaza patear -esta vez parece que de verdad-, y el pobre Leudo, ya maltrecho el espinazo, no quiere dejar ir a Jair y se avienta. Mala pata, Jair -que hoy está diablo- lo quiebra con la derecha al Leudo dejándolo perniabierto como bailarina de ballet, saca un centro enroscado  que Quina rechaza de cabeza. El globo llega al pecho de Ray que la mata y remata. La zampona se mete entre las piernas de Loyola, se le chorrea a Platanazo que se demora cinco minutos en caer al piso, y se le escapa al otro marcador que cuidaba el palo. Uno a huevo.
Rambo no perdona…
Y los celestes siguen llegando facilito con combinaciones entre Gabo, Joel y Loba, que lanzan centros de todo tipo, rasantes, enroscados, pasados, bombeados, sesgados. Uno de estos,  de Sanchez, de lado a lado para Aquino, que se la pivotea a Rambo, y este desengatilla la metralleta pero la manda al altillo como regalo al espectador del asiento número 27. Stallone se queda picón. Su revancha llega minutos más Tarzán, cuando el defensa del espinazo torcido -víctima de Jair- le manda el encargo a su compañero, pero la recibe el Gabo, que ni corto ni perezoso se la juega a Ifrán que esta vez no perdona. Patadón al centro que hincha la bolsa. Penny reniega y maldice al autor del blooper, pero el gol ya está hecho. ¿Cómo lo viste, facilito, no?
Jueces ciegos y un Cabezón mudo...
Facilito, pues, pero a los jueces les ha salpicado el barro a los ojos. Melgar anota el primero tras un centro en el que dos jugadores están más adelantados que Suecia y Dinamarca. El doctor Celeste, Aldo Alvarado tiene una frase para estos casos: “La vida es un tango, el fútbol es un fandango y el arbitraje está lleno de fango”. ¿Y ahora quién arregla este mamarracho en el que se programa  como jueces de línea a invidentes? ¿Y dónde se ha metido Reynoso? No se oye, padre, el Cabezón está suspendido y se ha escondido como Toledo en algún lugar de la tribuna.
Los locales entonces se envalentonan y empiezan a mandar centros  que casi todos se los ganan a los cerveceros. Uno de ellos es convertido por Omar. Esta vez el gol sí es legítimo. Dos a dos. Así se van al descanso.
¿Un cabezazo a la rodilla?…
Para la segunda fase las cosas no mejoran. Cristal toma el timón del partido. Se lesiona Costa tras encontrón con Ascuez (el árbitro cobra al revés porque el Gabo lo traban antes del choque). Y los cojumentaristas hablan piedras jurando que Costa fue a darle. ¿A darle, como el Chavo, cabezazos en la rodilla? Apagón total (incluidos los comentaristas ciegos), y la luz de los celulares pinta de estrellas la oscuridad de la noche. Lindo espectáculo, pero la gente quiere ver buen fútbol. Los aficionados sureños esperaban que  su equipo erupcione. Piña, la única erupción  fue un barrito en la amplia frente de Reynoso, que -tras el primer tanto de Melgar- se cosió los bolsillos. También se cosió la lengua. Buenas noches.
CODA.
Esto ya se está pasando de color rata. En el anterior partido  nos ganan con un penal inexistente. Ahora con Melgar nos anotan un gol con dos  jugadores en posición adelantada. Hummm, no sólo se está pasando de color rata: huele a rata.
Costuras y descosturas. Dijimos anoche que Reynoso se había cosido la lengua. Pero después se la descosió. Habló de la lesión de Anghelo Vera. Luego se la volvió a coser con respecto al gol en posición prohibida. Con tantas costuras y descosturas habrá que ponerle cierre  relámpago. ¡Tatatataaan!
Una frase. Estos últimos arbitrajes perjudiciales para los cerveceros nos traen a colación una frase de Roberto Mosquera: “Si patean al arco, y el árbitro vuela y la saca, hay que sospechar que algo no anda bien…”

4 comentarios:

  1. Empecemos diciendo que el equipo estuvo intermitente. Efectivo y letal al principio, mal y desguarnecido a la mitad, regular e inofensivo al cierre. Algunos no dieron la talla, quienes destacaron en anteriores partidos hoy se apagaron, y quienes son mediocres no cambiaron su rendimiento. Se pudo ganar y más ampliamente, por desgracias el equipo se durmió con los dos goles. El elenco de Del Solar juega demasiado adelantado, y de ello se aprovechó Reynoso para ordenar pelotazos a las espaldas de los celestes. Y logró empatar, claro que con un gol en posición adelantada, pero debemos ser sinceros, los arequipeños se perdieron hasta tres ocasiones clarísimas. Si no nos voltearon el partido fue por milagro. Con respecto al mal arbitraje del juez, algunos se quedan callados por estos latrocinios. Otros (muy pocos) dicen que ya paremos de llorar, dejemos la soberbia de lado y reconozcamos que no estamos caminando bien. Pero la pregunta es ¿Hasta cuándo?¿Qué está haciendo la directiva para elevar su voz de protesta? Que esperan, que perdamos otro campeonato?

    ResponderEliminar
  2. ese partido se debio ganar. pero yo lo atribuyo a la falta de actitud para mantener un resultado que se creia les iba a durar 90 minutos. asi no se juega. este partido me deja duda sobre su rendimiento en la libertadores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. otra vez los imbeciles de siempre escribiendo huevadas. dime que puede hacer la actitud cuando el arbitro nos jode el partido? a ver responde. le le pegas al arbitro y este hace anular el gol? pon los pies en la tierra, el equipo estaba jugando de visita a mas de dos mil metros de altura con cancha barrosa contra un equuipo que ultimamente esta peleando campeonatos y contra el arbitro. y aun asi no pudieron ganarnos.

      Eliminar
  3. no podemos tapar el sol con un dedo. el equipo no esta para la libertadores. la defensa no ofece seguridad y el arquero viana ariesga demasiado . anoche casi le quitan la pelota dos veces por tratar de jugar adelantado y dar pases demasiados complicados. que le costaba sacar un patadon y rifarla lejos del area.

    ResponderEliminar