domingo, 26 de noviembre de 2017

CELESTES 4, CHURRES 0: TARDE DE LOBA

Por Manuel Araníbar Luna
Los norteños habían puesto una pared en el medio campo con Fernandez, Mendietita y Tarek, (ambos canteranos cerveceros))  y sus incursiones picaban como zancudos y creaban zozobra, pero algo les faltaba (un poco de puntería). ¿Y los celestes? Perdidos, sin brújula ni GPS, no ataban ni desataban ni sus pasadores.

Irven de acero…
Mayormente cuando  llegan los visitantes al Gallardo, pueblan el medio campo y oponen una tapia contra la generación de ataque de los celestes. Esta vez no sólo levantaron una pared en el medio campo sino que se dieron el lujo de atacar teniendo maniatados a los celestes, a Ray vigilado por dos rayas, a Loba  enmarrocado, a Calca arrinconado con esposas y tramposas; a Titi atado con tititiras de esparadrapo; y por último, al Irven, sabiendo que es más peligroso que un pitbull sin correa, lo tenían encadenado  y a punta de patadas sin saber que el Irven es de acero como su apellido.
Así las cosas, ya todos saben que Irven no es ninguna lorna que se deja pescar en dos patadas, tampoco es una caballa enlatada y con lombrices, sin embargo es escurridizo y depredador como piraña enjabonada;   basta y sobra que le suelten  un cachito para que –mismo Chucky con chimpunes- empiece a hacer destrozos en el área contraria. Calca que había dejado la margen derecha del torrente celeste, se la manda en un tobogán al Irven, y aunque estorbado,  llega con las justas en el trineo de Papá Noel, y arrastrándose en el pasto hace la vuelta del reloj y se la deja al Titi que revienta la malla con su primer Titigol.
El dedo gordo en el punto G…
Uno a huevo y recién los celestes se tranquilizan aunque no mucho porque los churres desesperados se lanzan como Kamikazes. Peor les va, porque Loba se acuerda de que es el propietario del timón. Y empieza  mandar un delivery de pases en callejón y en pampón, como en los tiempos de la pelota de trapo. Y para demostrar que no sufre de Alzheimer, ante un foul al filo del cajón grande se agarra la pelota (obvio, la que está en el gramado), la acomoda, mide con un ojo cerrado como carpintero, le echa vaselina, da un par de pasos atrás y le pone el dedo gordo en el punto G de la gorda que hace una curva de arco iris y se mete a la casa mientras el pobre Lira, tieso como Robocop, recién se da cuenta que es el segundo gol por los gritos de la barra. Dos a huevo y los cheleros suspiran aliviados. Así se van al cuarto por un cuarto de hora.
Titijeretazo de Titi…
Para el segundo tiempo ya Cristal ha quitado el pie del acelerador y baja la palanca de cuarta a primera. Pero los churres no se resignan y siguen atacando con todo. Aparece entonces Viana que con toda seguridad se encarga de apagar la alerta roja. Para no ser menos, Piki que se luce con una salvada de elegante parada de pecho. Así la pomada, habíamos criticado que el estilo cervecero de jugar a la pelota siempre ha sido, es y será al ras del piso. Pues bien, hoy nos taparon la boca, porque el tercero se elabora con una serie de toques por arriba. Irven se la juega por alto a Titi, este la cabecea para Loba que viene por la izquierda y sigue metiéndose a la caldera del Diablo porque le lee el pensamiento al capi. En efecto, Carlitos piensa rápido y no pierde tiempo; deja que la bola dé un par de botes y sobre el pucho  la bombea de zurda para el Titi; y a este que ya no tiene tiempo para acomodarla sólo le queda titijeretearla de derecha al lado opuesto de donde la espera el inocente Lira que delira mientras duerme como un lirón.  Tres a huevo y este duelo está más resuelto que un problema de dos por dos.
No obstante,  ante este Niño Costero para el olvido, lleno de inundaciones pero escaso  de producción, nunca está de más anotar otro golcito. Y este llega cuando falta un cachito  para ir al almuerzo gracias a un jalón dentro del jonca contra el Titi que hoy ha estado tititirando pelota como los buenos. La chapa Irven -que quiere seguir siendo el líder en el ranking  de goleadores- y nadie se la quita. Toma vuelo, la clava en las mallas y el pobre Lira delira creyendo que es mentira que el marcador está cuatro a cero. Seminario sopla el pito y se va a comer cebiche a Caquetá. Buenas noches.
CODA.

Hay que ser infantil, poco profesional e irresponsable para lanzar rumores cuando no se ha triangulado información. Un locutor lanzó una frase que hizo dar un respingo a toda la hinchada: que a partir del el año entrante Cristal se llamaría Sporting Club. Luego la directiva lo desmintió.

2 comentarios:

  1. PUXA QUE LASTIMA QUE RECIEN EMPIECEN A COMPRENDERSE EN EL JUEGO EN CONJUNTO CUANDO YA LA TEMPORADA SE ESTA ACABANDO. ESTE SEÑORAS Y SEÑORES HA SIDO UN AÑO PARA OLVIDAR COMO PASO HACE DIEZ AÑOS Y NO QUEREMOS QUE SE VUELVA A REPETIR. Y YO NO LE ECHO LA CULPA A ZEGARRA PORQUE ASI LE DEJARON EL EQUIPO TAL Y CONFORME. NO HA MEJORADO AL CIEN POR SIENTO PORQUE NO LE HAN DADO JUGADORES QUE PIDIO. TIENES RASON EN QU ELOBALA ROMPIO PERO YA DEBE DESCANSAR Y EMPEZAR ENSEÑARLE A LOS CHIVOLOS COMO SE PATEA UN TIRO LIBRE QUE BASTANTE HAY QUE PONER EL OJO EN LOS MENORES,PORQUE LOS OTROS ESQUIPOS ESTAN PROMOCIONANDO MAS GENTE DE DIVISIONES MENORES. HABER QUE LA DIRECTIVA DIGA ALGO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que el año entrante entra la otra directiva y se van los coimeros. Ojala que sea cierto lo de la venta del club pero si se produce el cambio de nombre yo sere el primero en protestar. yo naci hincha de un equipo que se llama sporting cristal y no sporting club.

      Eliminar