sábado, 18 de julio de 2015

SPORTING CRISTAL GANA EN CHICLAYO CON DOBLETE DE ÁVILA.

Por Ode Mardán.
Los celestes habían llegado a Chiclayo con la sangre en el ojo. y tenían muchos motivos para estar picones: la prensa se ensañaba con la escuadra celeste, los memes se multiplicaban, y hasta la misma hinchada cervecera pedía las cabezas de casi todo el plantel. Sin embargo, es una rotunda verdad que en los momentos más álgidos los cerveceros saben defenderse como fieras. No obstante, cincuenta y nueve años de historia nos dicen que Cristal es un equipo que se crece cuando todos lo dan por vencido, el once rimense  pelea mejor cuando está acorralado. Desde el comando técnico la orden escrita en la pizarra era bastante clara: Entremos a la cancha a matar o morir. Y así entraron a la traicionera cancha chiclayana.
11+V+C=13
Es de todos conocido que jugar en canchas chiclayanas es jugar contra trece jugadores: once jugadores más cancha  más viento. Y desde el inicio se sabía ya que los celestes con el viento en contra iban a contragolpear. Pero no había mucho que defender porque los ataques de los rojos no ofrecían peligro.  Los rimenses tampoco hacían mucho daño y  ni siquiera pedían permiso para llegar al arco de Gallese. Pasaron diez minutos y nada, el partido era como la clásica siesta chiclayana después de un chupe de tramboyo. 
Aquí y en Tangamandapio...
Dos minutos después  la historia cambia cuando atacan los celestes por la zurda. Chapita se filtra, se destapa, quiebra a uno, quiebra a otro y manda un buscapié, el defensa chiclayano habilita con un pase al buen arquero de la selección. El causante de la falta es el arquero que no tenía por qué agarrarla. Ojo que eso fue un pase y no rechazo aquí y en Tangamandapio, aunque los cojumentaristas digan lo contrario. El pitazo de Gambetta ordena jugada peligrosa en el área chiclayana. Tiemblan los locales, pisada de bola de Renzo con su zurda de pincel para el Irven y este acribilla las piolas con una bola que pasa como bólido que lija  el gramado. Nadie la vio pasar pero la pelota se metió a la canasta sin invitación. Uno a cero y la barra cervecera hace callar a la hinchada huerequeque. Las acciones seguían así aburridas.
No obstante el árbitro se sentía culpable. Había sido atarantado por el griterío de los chiclayanos que lo mangoneaban como a un entenado. No le queda otra que sopletear un penal al ver que Júnior Ross se tira empujado por el aire chiclayano, porque hasta lo que hemos visto el Mudo ni lo tocó y ni siquiera le mentó la madre por señas. Pero así es la ley de la culpa: “perdóname  si te hice daño, y para que no te molestes, te regalo un penal”.
El delantero Pacheco se chupa y se achica al ver que el Diego Penny estira sus larguíiiiisimos brazos como el Hombre Liga. Prepara, apunta y hace fuego, pero el esperado cañonazo son sólo luces  de bengala porque el  flaco le adivina la dirección y la rechaza, y el rebote lo vuelve a chapar. Sorry Pacheco, el flaco te asustó.
Para que lo lea el Trucha…
De ahí en  adelante siguió el aburrimiento. Partido de medio campo; cuando se mandaban los rojos la respuesta de los celestes era inmediata, aunque el partido no tenía jugo ni sabor ni color, ni nada que llame la atención.
Si te asaltan y no lo denuncias no quiere decir que no te han asaltado. ¿Y a qué viene esto?. Es que llega otra situación polémica. Irven que entra casi por donde fue su primer gol (le tiene cariño a esa zona), quiebra para su derecha  a Balbuena y este  que lo obstruye con codazo a la barriga. Gambetta no se inquieta y sopletea penal señalando el puntito blanco del sabor. Los locales zapatean, las tribunas pegan un grito que se escucha en Ecuador, los cojumentaristas critican, aunque sin poner atención en un detalle bien especificado en el reglamento:
CARGA LEGAL: Es la que se emplea de forma correcta sobre un adversario, hombro contra hombro, uno o los dos pies en el suelo, sin peligrosidad, el balón tiene que estar a distancia de ser jugado y sin utilizar brazos o codos. Éste contacto está permitido y no será sancionado.
 Ahora bien, si se fijan en el video, Balbuena no obstruye hombro a hombro, que eso sería legal, sino que le manda el codazo a la barriga y eso es una falta punible, la cual dentro del área se llama penal. Similarmente, que otros árbitros  no cobren esta carga no quiere decir que no lo sea. Aviso de servicio público: si ven al Trucha Percy Rojas muéstrenle el reglamento.
Segundo Paul Mc Cartney.
Los chiclayanos atacan con todo y los celestes se defienden con escudos, arcos, flechas, uñas y dientes. Cada ataque rojo es respondido con un contraataque celeste. Así llegan los celestes a cada rato pero con la mecha mojada: Irven se pierde tres goles y el Chapita -por no ser menos- se pierde dos. Hasta que llega el gol de descuento por un rebote que no es bien cubierto por la defensa. De ahí hasta los noventas el partido es un solo de golpe y contragolpe, un dame que te doy que sólo es interrumpido  a los noventa y tantos por el sopleteo de Gambetta que abandona el campo directo a la iglesia para pedir perdón por sus pecadillos.  Y ahora a celebrar con un tremendo arroz con pato este encuentro con los tres puntachos que le caen bien al equipo. A comerrrr!
CODA.

Partido bien peleado, bien defendido con actitud de espartanos. No fue precisamente un dechado de virtudes ni el cuadro celeste funcionó como un reloj. Aunaron vehemencia (y vaya que la hubo) con decisión, oportunismo con orden. Urgente: hay comprar un par de kilos de puntería en el club Revólver. Después del arroz con pato hay que prepararse para la cita con la San Martín. Buenas noches.

4 comentarios:

  1. EXTREMO BARRIOS ALTOS18 de julio de 2015, 18:56

    GANAMO BIEN Y HASTA NOS PERDIMOS CINCO GOLES.
    AHORA QUE SALTEN ESOS PESIMISTAS QUE SIEMPRE SALEN HABLAR ESTUPIDECES CONTRA LOS MISMOS JUGADORES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. oye barrios altos tu si que eres chupamedias---------- un triunfo de visita te vuelve ciego. el equipo esta mal, el mudo esta partido , martinez es un tronco, revoredo es una masamorra, sheput ya se va para los cuarenta , chapita igual y no quieres que uno los critique -----por favor abre los ojos

      Eliminar
    2. Y ESTE QUE SE CREE HINCHA CELESTE DEBE SER UNA GAYINA INFILTRADA
      POR ESO ES QUE LA BARRA NUNCA SE PUEDE JUNTAR EN PAZ CON PESIMISTAS COMO ESTOS.
      NADA LE PARECE BIEN NI SIQUIERA CUANDO GANAMOS. ESTOS SE LLAMAN HINCHAS CELESTES?

      Eliminar
  2. muy buena cronca y con eso parchaste bien a esas gayinas comentaristas que todo lo ven contra mi sc de mis amores
    pero se se te paso otro detalle
    el gol de aurich fue en pocision adelantada . el delantero estaba solo cuando recibio el rebote.

    ResponderEliminar