viernes, 24 de abril de 2015

¡RENZO NO SE VA!

Por Manuel Araníbar Luna
El sueño de Renzo.
Cada niño que parte hacia a la eternidad nos deja sin sonrisas.
Más de un hincha cervecero soltó una lágrima cuando al pueblo celeste llegó la noticia de la partida definitiva de Renzo. Porque no es justo que un angelito se lo lleve la muerte sin haber  gozado de la vida.
La fantasía de un niño celeste.
Todo niño tiene fantasías, metas  casi siempre irrealizables.  La de Renzo era conocer a sus ídolos rimenses, entrar a cancha, tomarse una foto con ellos y guardarla para en su tercera edad mostrársela, ajada y amarillenta, a sus nietos.  Casi todas se le cumplieron, no obstante esta última fantasía no se dará porque la fatalidad le cerró las puertas a la vida. Esa foto la conservaremos  los celestes que lo conocimos por su presencia en la tribuna. Y sin que nadie nos lo pida lo adoptamos como símbolo de la Solidaridad de la Raza Celeste, como  hermanito menor o como hijo. Porque los celestes somos una familia que se ha fortalecido pese a haberlo perdido.
Un pedido a las barras…
¡Renzo no se vaaa!!!
Para el  partido del debut de los cerveceros en el Apertura, como homenaje a Renzo Robinho Serrano de la Cruz, Rencito Celeste, agradeceremos que las barras celestes  guardemos un minuto de silencio en su memoria flameando  una banderola con su imagen. Porque fue él quien conquistó a la hinchada, a la dirigencia, a los barristas y simpatizantes con su sonrisa optimista, con su fortaleza para soportar los latigazos de la adversidad. Porque al lanzarse la campaña de solidaridad e instalarse la cadena de donantes de sangre y plasma se logró por lo menos una tregua entre los hermanos antagonistas que se enredaban en  una guerra de insultos. Y casi sin pensarlo, Rencito  logró lo que muchos veían casi imposible, unirnos por una noble causa.
O quizás Rencito sí lo pensó -y esa era otra de sus fantasías- tras escuchar lo que le contaban los hinchas mayores, que hubo una vez en que las barras celestes cantaban el himno y los cánticos cerveceros  al unísono.
Y estamos seguros de que  ese día desde la tribuna de arriba Rencito sonreirá cuando vea  a las barras celestes saltar y cantar a una sola voz y a todo pulmón:

¡Noooo, Renzo no se vaaaa!

2 comentarios:

  1. RENZO NO SE VA. YA LOS CELESTES DE CONO ESTE ESTAMOS TERMINANDO UNA BANDEROLA

    ResponderEliminar
  2. Los del cerro prssentes
    renzito no se va carajo!

    ResponderEliminar