miércoles, 11 de diciembre de 2013

MI PRIMERA VEZ CON ELLA (¡Y SIN PODER TOCARLA!)

Por: Manuel Araníbar Luna


Era increíble ver tanta hermosura ante mis ojos. Yo era todavía un escolar primarioso y el solo hecho de imaginar encontrarme con ella me despertaba sensaciones imposibles de explicar. Ansiaba tenerla conmigo y no soltarla jamás, y aquella primera vez que la tuve tan cerquita a mis narices temblé de emoción y enmudecí.

Pero a la vez temía maltratarla por la misma desesperación de hacerla mía. La impaciencia me ganaba. Tenía que estar entre mis manos. No esa tarde, por supuesto, pero valía la pena soñar despierto. Ansiaba acariciarla, que mis dedos recorran lenta y tiernamente su tersura, su suavidad. Sabía que al tocarla iba a sentir una misteriosa electricidad entre mis dedos.

Pero no, – me arrepentí – para qué soñar. Desde el primer momento supe que ese no iba a ser el momento del toque mágico; tenía que hacerla mía, pero a pesar de estar tan cerca era imposible tocarla (una barrera invisible nos separaba, pero no me impedía contemplarla una y otra vez desde todos los ángulos).
Ella ignoraba a los mirones. Los mayores la miraban sólo de pasadita, como mera curiosidad, pero yo era el único que la estaba contemplando enamorado como un idiota. No podía tocarla, era prohibido, pero nada me impedía mirarla. Supe que iban a pasar años para hacerme dueño de ella.

Mi sueño era introducirme en ella de a poquitos tratando de hacerle el menor daño posible. Nadie me lo había advertido antes, pero yo intuía que debía tratarla con cariño, con delicadeza, porque le podía hacer daño. No entendía cómo los grandes, después de haber compartido pasiones y emociones pegados a ella, la maltrataban, la abandonaban mojadita en un rincón, como si fuera una aventura nocturna más.

- Te gusta, ¿no?

La voz aguardentosa de Tito Drago, el numero 10 del Muni, me sacó del trance. Su tienda de artículos deportivos en el centro de Lima exhibía en su amplia vitrina de entrada la gloriosa casaquilla celeste del Club Sporting Cristal que era el puntero del certamen de ese año. No le pude responder porque un escolar de nueve años, en ese éxtasis alucinante, ignora a los adultos.

Continué mirándola y no podía creerlo. Era la única que tenía la bandera nacional montada sobre el escudo en cuyo centro resplandecían las siglas SCB. Esa misma casaquilla celeste abotonable, tirando al azul eléctrico, era idéntica a la que veía semana a semana en el Nacional llevada con orgullo por el equipo de don Rafael Asca, Anselmo “Chemo” Ruíz, el “Chino” Faustino Delgado, Antonio Sacco, Máximo “Vides” Mosquera, Zunino y “Tachero” Martínez.

Años después, con mi primer sueldo, pude adquirirla. Y, aunque ya había cambiado de diseño, y su color era un tanto más claro, además de que en el escudo ahora sólo se leía SC, la emoción de tenerla entre mis manos fue la misma.

6 comentarios:

  1. Que buen recuerdo estimado Manuel Aranibar, mi primera Celeste me la compro mi madre en la calle Caylloma ( corrijame si ese no era el nombre de la casa de Dn Tito Drago) recuerdo que mi madre me llevo y me la compro y tambien le dije que era la única que llevaba nuestra bandera sobre ella pero él me respondio si "pero la de mi equipo lleva la franja en el pecho !!" ( todos conocemos lo que era Don Roberto y el Deportivo Municipal )..sin querer me llevo a esos años 70 con Rubiños, Campos, La Torre, MIflin, Del Castillo, Vinha de Souza...Alberto GAllardo, Alfredo Quesada , Niero, Tito Elias... que equipo..uno de los primeros que vi..y mi camiseta alli... cuando hacia Educacion Fisica la llevaba a mi colegio " El Italiano" Santa Margarita del Callao y como siempre " me miraban como un bicho raro" ser del Callao, vivir en la 1era Cuadra de Colon y ser del Sporting Cristal...que más...
    Gracias..me hizo recordar mi niñez y una de las alegrias que me dio mi madre quien me inculco ese amor por esta Sagrada Celeste..Salud Cristal
    Atte.
    Pedro Ramirez Murguia
    Stgo de Chile

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Ramírez, su carta nos motiva para seguir escribiendo sobre nuestro glorioso equipo cervecero. Muchas gracias, sus palabras nos dan más energías para cumplir nuestra tarea de difundir todo lo que nos piden los hinchas celestes.
      Un abrazo cervecero.
      Esquina Celeste.

      Eliminar
  2. Amigo Manuel, usted me ha hecho llorar haciendome recordar los años de mi infancia, la vez que mi papá me regaló mi camiseta para navidad. Yo se la había pedido de regalo y él, fingiendo estar molesto me respondia que no me iba a comprar nada porque mi año escolar habia sido desastroso, que el sueldo no le alcanzaba para comprar regalos navideños y que tendria que esperar varios años hasta que pueda juntar una plata. y todo habia sido un truco porque mis padres yatenian todo compradito y escondido no se sabe donde. Yo era hincha de Uribe ymi padre mando estampar el nombre del diamante en la espalda. fue el dia mas feliz de mi vida. hoy mi papá esta en el cielo y cada vez que veo una camiseta nueva celeste recuerdo ese momento. gracias por traerme tan tiernos recuerdos. salud Manuel!

    ResponderEliminar
  3. MI SENTIMIENTO ES IGUAL QUE JUAN CAICEDO
    A MI ME LA REGALARON PARA MI SANTO. FUE MI PADRINO MEDARDO PACHAS Q.E.P.D Y TAMBIEN ERA UN SECRETO... PERO LA ARTIFICE DE TODO FUE MI MADRINA SOFIA DE PACHAS. ELLA LE HABIA PREGUNTADO A MI MAMA QUE ME PODIA REGALAR. MI PADRINO QUERIA REGALARME UNA PELOTA Y ELLA UN PAR DE ZAPATILLAS. MI MAMA LE DIJO QUE YO ERA HINCHA DE CRISTAL AL IGUAL QUE MI VIEJO. MIS PADRINOS SE VINIERON DESDE CAÑETE HASTA LIMA PARA COMPRAR LA CAMISETA PORQUE ALLA NO HABIA DONDE COMPRARLA. CUANDO ABRI EL PAPEL DE REGALO QUE TAMBIEN ERA CELESTE ME QUEDE MUDO AL VER EL UNIFORME COMPLETO DEL SPORTING CRISTAL, DESPUES ME LA PUSE Y MIENTRAS MI PAPA Y MI PADRINO TOMABAN VINO YO ME SALI AL PARQUE A JUGAR PELOTA CON MI CAMISETA PUESTA. AL DIA SIGUIENTE ME LA VOLVI A PONER PERO MI VIEJA ME LA ESCONDIO DESPUES DICIENDO QUE CUANDO LA TENIA PUESTA ME OLVIDABA DE HACER LOS DEBERES. SALUD POR ESA SAGRADA CAMISETA Y GRACIAS POR ESOS RECUERDOS.

    ResponderEliminar
  4. Yo tuve un poco mas de suerte.le cargosie tanto a mi viejo para que me compre una camiseta que un sabado me hizo subir al taxi que el manejaba y me llevo a la avenida abancay. me hizo escoger una igualita a la del tricampeonato del 97. mi viejo hasta ese momento era hincha pero no fanatico como yo. ese dia compro tres camisetas, una para mi , una para mi hermano y otra para el, tambien nos compro vinchas y jarros con el escudo de cristal. que lindos recuerdos me a traido el cronista.

    ResponderEliminar
  5. que recuerdos nos trae el cronista. a mi si me costo mucho obtener mi camiseta. en mi barrio barranquino veia a diario a dos de mis patas, Julián y César, peloteando con sus camisetas flamantes del tiempo del tricampeonato. pero mis notas en la libreta estaban muy bajas. Mi mama sabiendo que yo era fanatico celeste, sin que yo se lo pida me dijo que si queria mi camiseta del Cristal tenia que traer buenas notas. y tuve que estudiar como loco en el JM Eguren renunciar a la TV y a los partidos de futbol. Y a pesar de ello no saque lasnoptas que pedia mi mama. pese a todo saco plata del banco y me compro mi camiseta triscampeona. Salud celestes

    ResponderEliminar