domingo, 4 de mayo de 2014

NO SE MATA CON PISTOLA DE FOGUEO…

Por Manuel Araníbar Luna
“Perder una batalla no es perder la guerra”
-José Cantero Verni-
El resultado del partido de anoche nos hizo recordar una anécdota ocurrida a un amigo de la infancia en tierras europeas.
La fábula de la sueca
El amigo nos contó apesadumbrado el modo en que perdió a una hermosa gringa en una discoteca. La sueca apenas llegó, lo tasó y de arranque lo sacó a bailar. Después le invitó varias rondas de whisky. Más tarde, la belleza nórdica ya lo acariciaba y lo besaba con desesperación  frente al bar ténder. La gringa le dio tantos pases  de taco para que se meta al arco con pelota y todo que el amigo, confiado y sintiéndose canchero, decidió tomarse un par de tragos más antes de llevársela. De improviso, la gringa se aburrió y se fue con un mejicano que recién asomaba las narices.
Moraleja: No dejes para más tarde lo que puedes aprovechar ahorita.
Jugaron como nunca…
La escuadra celeste jugó como hace varios partidos no lo hacía. El elenco estaba muy ordenado y sus ataques eran rápidos y sorpresivos. Ayer sí jugaron como equipo compacto y bien equilibrado.
Atrás la defensa, sin ser extraordinaria, era solvente. Por las bandas, Yoshimar y Advíncula no tenían problemas. Al centro, el Chaski tenía la batuta y no le ganaban una sola. Revoredo no se hacía problemas y la sacaba sin meterle mucho cerebro. Y atrás la Jirafa  sólo se aventó a la piscina una sola vez ante una patadita debilona. En resumen la retaguardia cervecera sólo recibió una sola llegada en el primer tiempo.
 La volante de contención fue una muralla en la cual Paolo de la Haza era la hoz y el Piki -más que guadaña- era una segadora a gasolina, aunque con las cuatro amarillas acumuladas de anteriores partidos, su manera de jugar estaba condicionada. Es que los árbitros siempre se le prenden por las reverendas huérfanas razones que todos sabemos.
Los pases en profundidad de Calca y el Maxi eran perfectos a la espalda de los rivales. Esta vez entendieron que a Júnior y a Irven hay que darles la comida a ras del piso, en callejón  y no por alto. El Maxi, reivindicándose de anteriores performances era un mosquito que picaba las partes íntimas de los íntimos. Se metía como quería y cuando le daba la gana sin darles tiempo a que lo rasquen.  
Irven y Júnior entraban como trombas creando zozobra en la sorprendida defensa contraria que entró preparada para marcar a un delantero por el centro y no encontró a ningún centro. Su retaguardia se encontró con atacantes que picaban por las puntas. ¿Resultado? Su defensa, boquiabierta y aturdida,  se abrió con facilidad como una mandarina madura. La pollada estaba lista. Y gratis…
Pistolas de fogueo…
Pero aquí empezaron los problemas. Los de adelante llegaban a la fiesta, tocaban a la puerta pero no entraban teniendo el buffet listo para despacharse y llevar para la casa. Titi se falló tres, una del Irven tocó la puerta pero no entró. Más piña ni el borracho al que las peperas  le robaron la grati en el video pub de la Avenida La Marina. Aun así, los celestes se confiaron como mi amigo en la taberna: “el partido está facilito, esa defensa es una crema volteada, en el segundo tiempo nos consagramos...”
Al segundo tiempo lo mismo de lo mismo. Tuvieron a la presa acorralada, a tiro de metralleta, con una defensa de siete rayados arrinconados como una coaster trancando su arco pero los celestes, cargados con pistolas de fogueo, no la metían ni con calzador. ¡Así cómo! Hasta que llegó un centro, el uruguayo cabeceó y se llevó los puntos.
Y volvemos a la fábula de la sueca: NO DEJES PARA EL SEGUNDO TIEMPO LO QUE PUEDES APROVECHAR EN EL PRIMERO.


5 comentarios:

  1. está bien, se perdió y punto. pero ya basta de ocultar las fallas dirigenciales. este es un fracaso y como tal deberias mencionar sus nombres. ¿por qué no mencionas que el verdadero coimero es rabagliatti?

    ResponderEliminar
  2. esos monos nunca fueron mas. yo le echo la culpa al chaski. por su parte advincula casi la caga. el gol fue por un faul tonto de yotun. ross está bajeton desde su lesion. y ahmed le falto atacar con mas gente.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena nota hermano, excelente. El fútbol tiene esas cosas, por eso es el deporte más apasionante del mundo, muchas veces el triunfo va a parar a manos de quien no corresponde, muchas veces se llevan los laureles quienes no lo merecen.
    Pero lo bueno de esto es que el domingo que viene, ya tenés revancha nuevamente.
    Tampoco hay que olvidarse la historia y el peso del club a la hora de ver todos los logros que alcanzó a la largo de su rica historia.
    Un abrazo de gol "Celeste" para todos los "Hinchas"(como los llamámos en nuestro país) del Gran Sporting Cristal. Aguante eternamente el Sporting Cristal
    José Cantero Verni desde tierras argentinas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias nuevamente, hermano salteño. Tus frases son reconfortantes en estos tiempos de altibajos. Un abrazo de gol olímpico.

      Eliminar
  4. Pero de qué se quejan si desde la época de Mosquera se han fallado goles increíbles. Hubo partidos en los que se perdían de siete a ocho situaciones. Lo que hay que reforzar son las líneas posteriores. bien lo dijo ayer Titín Drago, adelante bien las cosas pero atrás hay huecos e incomprensiones.

    ResponderEliminar