jueves, 9 de agosto de 2012

SPORTING CRISTAL TRIUNFÓ EN CHIMBOTE: EL LOCO ATAJÓ UN PENAL


Por Manuel Araníbar Luna

Esa cancha era un obstáculo no solo para los rimenses, quienes nunca sabían para dónde iba a picar ni como iba a rodar o rebotar, sino para los mismos chimbotanos, tan acostumbrados a jugar en esa mesa de billar tembleque llamada grass artificial.


De tuya y mía

Pese a esa terrible cancha y al viento traicionero, el estilo de paredes cortas, de tuya y mía - parecido (ojo, dije parecido y no igual) al de los “Palomillas del Rímac” de los años sesenta con Pepe del Castillo, Mifflin, Gato Vásquez y Velita Aquije - rompía cinturas y esquemas. Porque no sólo se triangulaba en corto sino que, en repentino cambio de ritmo, sino que se sorprendía a los rivales con pases kilométricos a las espaldas de sus marcadores, donde Ross y Ávila entraban en diagonales como dardos venenosos. Y de ahí a su llegada a los tres palos no había más que un toque. Pero el arquero del elenco chimbotano quiere ganarse un contrato para la liguilla en un equipo grande. Y se transformó en una pantera que agarraba de todo como congresista angurriento.


El escuadrón celeste, bien motivado y psicológicamente mentalizado,  salió a ganar  y no a especular. Porque había algunos fantasmas al acecho: Había (hay aún) dos clubes interesados en que Cristal pierda. Una pren$a adver$a cuadrando sus titulares para regalarles, como $iempre, una primera página a $u$ do$ equipo$ preferido$.

Y el equipo rimense, como invariablemente ha sucedido desde hace 56 años, salió a jugar contra todos, olvidándose de resultados negativos, de los titulares ofensivos de la prensa mermelera, de las lesiones consecutivas de casi todos sus jugadores.

Como ya se ha hecho costumbre, desde el arranque se fallaron goles, pero también, gracias a Ross todopoderoso, se pudo anotar: Sheput saltó al lingo una pelota que vino lanzada por Ávila desde la derecha y fue empalmada de izquierda por Junior. Las drizas rivales no volvieron a encontrarse con la pelota hasta el penal convertido por Mariño. La delantera rival casi ni inquietaba a un Erick que se las pasó todo el primer tiempo tostándose al sol.

El Hombre Araña

Pero los bajopontinos siguieron atacando ante un medio campo rival que no podía contener las paredes de los cerveceros y una defensa que hacía agua por todos lados. La comida estaba lista, la mesa puesta,  pero la pelota no entraba porque el Gálvez tenía un arquero que era una mezcla  de Superman y el Hombre Araña. Las sacaba todas. A todos nos consta que intenciones había, ganas había, oportunidades había. Y muchos de los goles no los perdieron por ineficiencia (pretexto por lo cual despotrican algunos hinchas impacientes que ven el vaso medio vacío) sino por un arquero que estuvo en su tarde.

Para el segundo tiempo el equipo local se lanzó más al ataque y tuvo a un Noronha más cargoso que una suegra  insistiendo tanto que buscó dos penales. Y se los sancionaron.

!Grande, Loco!

Ahí asomó el Erick Delgado que todos extrañábamos. En el primer penal no la desvió como es su costumbre, sino que la chapó gritando a los rivales “¡aquí hay un canterano celeste, carajo!”. Y para la segunda el delantero se puso tan nervioso que la botó a las nubes.

A las postrimerías del partido llegó el penalazo al Irven. Algunos hinchas rivales gritaron que fue compensación. Y no lo fue porque el arquero chimbotano le puso la pierna de chalina al Irven. La convierte el Burrito y buenas noches.

LIBRETA DE CALIFICACIONES.

DELGADO (18). Aunque en el primer tiempo estuvo ocioso, sus tapadas en el segundo tiempo justifican su puntuación.

VALVERDE (14). Se sumó a la delantera y sacó buenos centros. Defendió respaldado por los cruces de sus compañeros.

AYR (SIN CALIFICACION). Poco trabajo hasta que se lesionó.

ALVAREZ (11). Anduvo eficiente como siempre hasta que se le presentó esa pesadilla de delantero que le ganaba en velocidad ocasionando los dos penales. Me parece que el primero no lo fue, pero a muchos árbitros no les gusta el color celeste.

DELGADO (14). Metió fuerza y ganas. Me gustó su anticipación a los delanteros rivales. Pero tuvo un par de salidas en falso y perdió un  par de bolas en salida.

YOTUN (14). Intenciones no le faltaron, pero acusa  desgaste físico. La cancha no le ayudó en sus proyecciones, aunque ya está dicho que la cancha y el viento perjudicaron el accionar de todos los celestes.

CAZULO (15). Contagió sus ganas a los cerveceros cuando las cosas se les pusieron color cucaracha. Perdió pelotas en salida, en una de ellas casi nos vacunan.

LOBA (14). Hasta su salida lanzó cerca de quince pelotazos a las espaldas de los marcadores contrarios que fueron aprovechadas por Ross, Ávila y Sheput… para que se pierdan goles.

SHEPUT (14). Esta vez tuvo unas de cerveza y otras de chichería. Hizo las del maestro (cuando saltó por encima de la pelota en el gol de Ross), las del peón y  las del principiante. La pregunta es, ¿hizo lo que tuvo que hacer en esos goles perdidos o todo fue mérito del arquero?

MARIÑO (15). Fue el creador de las paredes y de los pases al vacío. Abusó de las pisadas de bola y la filigrana, pero al salir Loba y Sheput quedó como el generador de ataques y el que amansó la  pelota hasta donde se pudo. Muy buena anotación del penal con la paradinha de Mariño en el penalinho.

ROSS (16). Su gol fue de maestro. Últimamente sus goles están solucionando los problemas de definición en la delantera. Cuando se metía en cuchilla, dribleando en diagonal creaba dolores de cabeza en la zaga contraria.

AVILA (16). A pesar de que se perdió varios goles, jugó bien. Creó desconcierto con sus cambios de ritmo, paseándose por todos los frentes y trocando puestos con Ross. Sabe filtrarse lícitamente entre la línea de zaga de los contrarios, evitando la trampa del offside, pero los jueces de línea necesitan anteojos para apreciar esa finura. O no la quieren ver.

TAREK (14). Apoyó a Cazulo en la contención cuando ya no había piernas y se acababa el oxígeno, bloqueó varios  embates norteños.

VILCHEZ (14). Aportó experiencia en los cruces aunque le faltó velocidad para frenar a esa bala chimbotana que creaba zozobra cuando entraba al pelotazo a sus espaldas.

GAMBETTA (10). No cobró una escandalosa mano en el área chimbotana. El primer penal sólo existió en su imaginación morbosa. Si no cobraba ese penal contra Ávila su nota iba a ser cero.

2 comentarios:

  1. PAISANO TE FELICITO POR EL ARTICULO, PERO NO ESTOY DE ACUERDO EN ALGUNAS NOTAS
    YO PONDRÍA 05 A CHASQUI POR IRRESPONSABLE. MUCHA NOTA PARA EL LOCO , PORQUE LO UNICO BUENO QUE HIZO FUE CHAPAR UN PENAL MAL PATEADO, Y VALVERDE FUE UNA PUERTA ABIERTA.
    LOS DEMAS BIEN.
    JUGARA CHASQUI EL DOMINGO? SABES ALGO?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. inieSCta del riimac9 de agosto de 2012, 13:39

      Urcos, estás exagerando.
      el loco tapó todas, y el resto no se puede calificar porque la cancha no ayudo. esas bolas no las metia nadies porque el viento y la cancha no ayudaban ademas el de chimbote es un arquerazo
      el cristal lo debe jalar
      no debe ser muy caro
      la nota de vilchez si es muy alta. entre los dos debian frenar a noroña pero vilchez es una tortuga
      el domingo todos al gallardo a campeonar
      ojo que me preocupa la defenza

      Eliminar