sábado, 26 de junio de 2021

CRISTAL A SEMIFINALES: JOAO Y SOTO VACUNARON

 Por Manuel Araníbar Luna


El año pasado, los rimenses habían ganado el pase a los playoffs a los ayacuchanos en dos partidos con mucha lija, mucha leña, y la misma cantidad de ataques para uno y otro lado. Ayer el partido también fue reñido, movido como un sismo, con la misma cantidad de lija y leña, pero con una diferencia, no hubo la proporción de ataques como el año anterior. Ayer Ayacucho atacó más que Cristal en proporción de 5 a 1.



No llegaba la moto…

El entrenador de Ayacucho habiendo ya lamido la hiel de la derrota del 2020 planteó un encuentro que anulaba la generación de ataques del cuadro bajopontino.  Al Chamo lo hizo rodear de dos guachimanes, a Calca lo ataron con camisa de fuerza y a Canchita lo lijaban desde el vestuario. Nilson era estorbado por dos muebles; por el otro lado Madrid estaba con detención domiciliaria y por la banda derecha Irven temblando de frío esperaba la encomienda más solo que el ojo del cíclope. Afeitado entre dos centrales, el faraón se moría de hambre porque no le llegaba la moto con el delivery (y hay que acostumbrarse a la ausencia de la moto porque el veloz Corozo se fue a México). Sin embargo, no todo fue así en el primer tiempo.

Luego de unos veinte minutos los blancos sueltan el acelerador y son los celestes quienes toman el timón y empiezan a triangular para uno y otro lado aunque sin la profundidad necesaria. Sólo un solitario cataplum de Canchita desde fuera del área da en el codo tacaño del arco. No obstante, cada ataque rimense es respondido por dos o tres de los blancos. Si hubo un celeste que sobresalió en el primer tiempo, ese fue Duarte (sin desmerecer a sus cuatro tigres). Alejandro el Flaco sacó todas las que le caían, y las otras las sacaban sus escuderos que rechazaban a capa y espada las fuertes pero desordenadas arremetidas de los waris. Así se fueron al camarín.

Paracetamol para los chichones…

Para el segundo tiempo se repite la historia. Los blancos atacan y los celestes (ayer de negro) rechazan. Los tiros de esquina contra los celestes se suceden como bolas de pinball. Los marcadores celestes sacan tantos centros de cabeza que van a tomar paracetamol para achicar los chichones. Los cojumentaristas ya están conjeturando que el gol ayacuchano llega en cualquier momento. Entran Grimaldito y el Guachimán Gianfranco por el Chamo y Canchita a quienes han molido a patadas desde el saque. Pretell salva un gol cantado al sacarla de mitra en la mismísima línea mañosa cuando ya Duarte está vencido. La lucha continua mayormente en campo rimense. Los choques y patadas se incrementan.

Escopeta sin perdigones…

A la media hora de juego los blancos bajan las revoluciones, pero sus marcadores siguen adelantados como Suecia sin sospechar lo que se les va a venir. Esto le da oxígeno a los rimenses que comienzan a atacar. Un mal pase de su back centro la recoge Calca y de inmediato se la juega a Joao que se está metiendo por la izquierda. Joao se pone de medio lao y la cachetea para que la chancha reviente la canasta de huevos.1 a 0. ¿Ya ven, señores comentaristas, que a los celestes no se les puede dar por muertos así de fácil?

Los centros y bombazos llegan como granadas por todos lados al área cervecera. Los comentaristas ya están pronosticando que el empate es cosa de segundos. Pero bien dice el dicho “si no tienes perdigones, te responden con cañones”, la cantidad de ataques y el dominio de un partido no te hacen ganarlo. Entran Soto por el Faraón y Liza por Irven. La idea es sacar a los dos de arriba para defender el gol de ventaja. Y Liza, por tener más estatura, es el candidato para reforzar la defensa en los venenosos centros que duelen como cocachos y además es un delantero que tiene velocidad para pisar ambas áreas.

Joao lo ha habilitao...

Y bien, ya la defensa con cinco reclutas está más fortificada. Se busca contragolpear cuando se pueda, aprovechando el adelantamiento de las líneas del rival que está desesperado por empatar.  Y justo eso es lo que ocurre, Percy quita una bola desde la derecha y se la pasa a Calca, y este desde el ombligo de la cancha habilita a Joao que se había cambiao desde el otro lao. Grimaldito, al ver que Percy se mete corriendo a la derecha le suelta el pase. Liza tiene la lisura de pasarle la chancha a Sotito que la empuja solito. 2 a cero. ¿Qué decían los comentaristas? Bah, ya no importa. La cosa es que los celestes pasan a las semis. Buenas noches.

 

3 comentarios:

  1. CONTRA LO QUE DICEN ALGUNOS HINCHAS DESUBICADOS QUE NO HACEN MAS QUE TECLEAR POR LAS WEBAS, HAY UN DOBLE MÉRITO DE MOSQUERA PORQUE HA GANADO A UN RIVAL DIFICIL COMO AYACUCHO CON UN EQUIPO SIN TAVARA, HOBERT, OLIVARES, LORA, Y A HECHO JUGAR A CHIQUILLOS COMO LISA, GRIMALDO, PRETEL Y SOTO SIN MENCIONAR A VILLALTA. SALUD MI EQUIPO CERVECERO CARAJO

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. grabate esto en la cabeza 20 estrellas ayer jugamos mal
      ayacucho nos tuvo dominados todo el partido
      ganamos solo por dos escapadas de los chigolos

      Borrar
  2. Experienced designers are always confronted with the problem of avoiding sink marks in injection molded components. Although the recommended most wall thickness at the base of a rib or boss must be less than 60% that of the perpendicular face wall, some molders prefer 50% or much less. Healthrite Cloud Nine Slippers It should be noted that this is a a|it is a} guideline and never a guarantee that the half will be acceptable to the QC division. Although designers should always provide beneficiant tolerances each time possible, tons of|there are numerous} instances tight tolerances should be maintained for match, function or appearance.

    ResponderBorrar