viernes, 16 de noviembre de 2018

PEDRITO AQUINO O LA TENACIDAD.


Por Manuel Araníbar Luna
En la mayoría de los equipos sudamericanos el volante mixto es un jugador trotón, trajinador, que mide siempre su velocidad y arresto físico para durar los noventa minutos. Hace cuarenta años el equipo rimense tuvo un contención que corría como los punteros de antes: un ídolo llamado Alfredo “Flaco” Quesada.
Y en esta década hay un jugador que sigue sus pasos, Y por momentos juega con la velocidad del recordado Flaco. Desde sus años de colegial en  las canteras cerveceras y tras ser promovido al fútbol profesional a sus tempranos dieciséis años ha dado el salto al fútbol mejicano y de ahí al seleccionado nacional. Ese jugador se llama Pedro Jesús Aquino Sánchez.
“Quiero estar dentro del once…”
"No sólo quiero estar dentro de los 23 futbolistas, sino también dentro del 11".
Esta fue la respuesta de Pedro Aquino tras ser llamado a la selección. Muchos llegan y eso les basta. Pedrito no, Pedrito ha demostrado que es un jugador tenaz y siempre quiere subir un peldaño más. Y lo está logrando, ¿en base a qué?
Veamos algunos sinónimos de tenacidad:
Laboriosidad, actividad, afán, celo, diligencia, esfuerzo, dedicación, aplicación, dinamismo, tesón, vigor, aliento, valentía
Tesón, constancia, empecinamiento, empeño, inflexibilidad, insistencia, perseverancia, persistencia.
Ahínco, voluntad, desvelo, esfuerzo, interés, vehemencia.
Quienes saben ver fútbol coincidirán en apreciar todas estas cualidades como distintivos de Pedrito Aquino. Porque La Roca ya no es el Pedrito empeñoso y correlón que debutara a los 16 años en el equipo celeste de sus amores. Ahora Pedrito es un Pedrón en la contención, el inflexible parachoques contra los cerebrales armadores de los equipos rivales. Asimismo es proactivo y empeñoso, veloz –una rara virtud entre los volantes mixtos-; laborioso en el campo, afanoso y empecinado por ganar pelotas, esforzado y vehemente para pelear hasta el último cartucho, dedicado y dinámico, vigoroso y valiente. Voluntarioso para ayudar a su compañeros. Y además, por si fuera poco, está anotando goles. ¿algo más? Sí, es hincha celeste.
Pero la ascensión a ligas mayores no cae del cielo, no crece en los árboles ni chorrea por la válvula del caño. Hay que sembrar, regar, podar, enderezar el tallo y cosechar. Y ahí no acaba todo, hay que potenciar para que siga dando frutos  año tras año.  Pedro se propuso llegar y subir en base sacrificados entrenamientos, aguda observación y aprendizaje de sus referentes Piki Cazulo y Josepmir Ballón. Y vaya que lo logró. Desde la incomodidad del banco como suplente de Tapia, hasta llegar a ponerse la titular, precisamente en reemplazo de Renato, dándose el gusto de anotar goles con la blanquirroja.
Vacunando a la roja con la blanquirroja…
Los goles a la selección de Chile –los primeros con la divisa nacional- los anotó demostrando los grandes progresos que ha tenido desde su contratación en el fútbol  mejicano.  El primero de su cosecha lo hizo acompañando desde el centro del campo en segundo plano, pisando los talones de los atacantes, preparado para pelear un posible rechazo o rebote de la zaga sureña. Todos esperaban -inclusive los chilenos- el centro para la Culebra Carrillo. No obstante, el pase fue para Pedro que definió en un toque, sin carburarla, porque el ataque se iba al desagüe si se demoraba en pensar o en dar pase. Y vacunó en primera y de arrastrón, como los delanteros con oficio.
El segundo gol fue una jugada que no es típica de un volante mixto sino de un “10” ranqueado, pisando el área, enganchando para afuera y definiendo en primera, sin miedo a fracasar ni a un tatequieto. Como vemos, Pedro es un mil oficios que chambea de todo, que tranquilamente puede ponerse cualquier número al dorso, de back, de apagafuegos, de volante mordedor, de armador, de enganche y de delantero neto. No nos atrevemos a mencionar que también podría ser arquero porque no lo hemos visto en esas lides, pero créannos, que si algún día le dan la camiseta de guardavallas tampoco lo haría mal.
Con estas cualidades, es casi un hecho que en un par de años –y quizás antes- esté vistiendo las sedas de un equipo europeo. Palabra.


3 comentarios:

  1. lo que usted dice es cierto, aranibar, aqino es de las canteras ha jugado con tapia enlas divisones inferores desde los 10 años y es celeste100 por ciento

    ResponderEliminar
  2. salud aquino carajo¡ ya es tiempo de que arranque juegue el partido con la seleccion

    ResponderEliminar
  3. NO ES POR QUE YO SEA CELESTE PERO , RECONOCIENDO LA CALIDAD DE TAPIA, PEDRO LO HA SUPERADO. ADEMAS AMBOS SON HINCHAS CELESTES. COMO DICE EL COLUMNISTA PEDRITO ES MAS VELOZ Y TIENE GOL
    QUISIERA VERLO UN PARTIDO COMPLETO Y ESE PARTIDO PUEDE SER EN AREQUIPA CONTRA COSTA RICA

    ResponderEliminar