lunes, 11 de mayo de 2015

LO DIFÍCIL DE VER AL CRISTAL

Por: Pablo Merea
Desde hace muchos años se volvió heroico lo de ir a ver al Cristal: ir al estadio y ser minoría ante los clásicos rivales. Sus hinchas, por ser mayoría, nos atacaban y agredían incluso si íbamos con familia o poca seguridad para evitarlo. Y qué decir de sus barras, las mismas que rondaban los estadios buscando a algún hincha cervecero para atacarlo. Luego, cuando fuimos al estadio San Martín (hoy Alberto Gallardo), las cosas mejoraron. Pero pasados los años, y con los cambios en Backus, parece que esto, en vez de mejorar, empeora. Han entrado dirigentes, incluso resistidos por la hinchada. Hubo tantos años con malas contrataciones, malas campañas, pero lo peor de todo: ¿cuál fue la mejor idea de los dirigentes? Subir el precio de las entradas.
Por veredas peligrosas…
Decidí ir a Popular a ver el Sporting Cristal – Unión Comercio, y teniendo a la misma hora el Juventus – Real Madrid por el pase a la final de la Champions. Fui al Gallardo siguiendo a mi corazón. Llegué de la oficina, cortando mi horario laboral. Tuve que almorzar en menos de cinco minutos, porque, de lo contrario, no llegaba a la hora. Me puse un jean, zapatillas y me enfundé la Gloriosa Celeste. Luego de pelear con el tránsito de la Av. Alfonso Ugarte, dejé el auto cerca a la Plaza Unión (el estacionamiento del estadio es exclusivo para los dirigentes y sus amigos).  Dejé mi gorro y lentes, a pesar del intenso sol, porque en la puerta te los quitan. Tuve que caminar buen tramo por calles malolientes, sin nada de seguridad (a pesar de que en la zona roban todo el tiempo y a plena luz del día). Caminé por el borde de la pista, entre autos, micros y camiones.  Peleaba por avanzar, porque la vereda se reduce a un metro conforme llegas al puente. Para colmo, está bloqueada por paquetes y bultos de gente que duerme allí y que consume drogas. Llegué al estadio. La vereda se convierte en un mercado de camisetas bamba y comida de carretilla. Hay que fijarse bien por dónde pisas, porque los caballos siempre dejan excremento. Ya en la puerta, tuve que hacer cola casi quince minutos bajo el fuerte sol, mientras veía cómo los dirigentes llegaban en su auto e ingresaban al estacionamiento.
En el cemento y bajo el sol…
Después de las rigurosas revisiones pude entrar. Tenía el jean semicaído y una insolación terrible. Como está el medio ambiente, me expongo al temido cáncer de piel. Las autoridades sanitarias prevén, pero a las autoridades policiales poco les importa, y a los dirigentes menos. ¿Por qué? Porque sólo ellos tienen derecho a tener toldos de protección y asientos cómodos. Esta vez estuve en popular, pero muchas veces —y yo sí voy a todos los partidos— voy a occidente. Mientras ellos tienen muchas comodidades, los hinchas que pagamos una de las entradas más caras del campeonato estamos sentados en el cemento mayormente sucio y bajo el sol. Y ni qué decir en Oriente, donde, aparte de tener todo el sol en la cara, tienes que soportar, según la suerte del día, que al costado, en el almacén municipal, guarden camiones de basura.
Del partido no hablaré ahora, pero al salir toca la misma travesía. Mientras tanto ves pasar nuevamente a los dirigentes, y amigos en sus autos y rumbo a sus casas.
Preguntas que esperan respuestas…
¿Motiva esto? ¡NO! ¿Puedo llevar a mi familia al estadio? ¡NO! ¿Todos podemos ir un martes a las 3:30? ¡NO! ¿Siento que los dirigentes se preocupan por el hincha? ¡NO! ¿Vale en un partido de poca trascendencia, un día de semana y en horario laboral, pagar 20 soles una Popular, 40 Oriente y 60 Occidente? ¡NO! Si llevamos a nuestros hijos que tienen 3 años en adelante tenemos que pagar entrada de adulto, porque no hay para niño. ¿Es justo? ¡NO! ¿Sólo los dirigentes tienen derecho a sentarse en asientos cómodos, tener un toldo que los proteja y usar correa para que no se les caiga el pantalón? ¡NO! ¿Es justo todo esto para los hinchas que amamos y acompañamos a la Celeste siempre? ¡NO!
¿Qué tienen que decir a todo esto los dirigentes? Hasta el momento nada.
¿Cuál es el resultado de todo esto? Tribunas vacías, a pesar de tener la hinchada con mayor crecimiento y con ganas de ver al equipo. Estamos desmotivados porque todo lo narrado se convierte en una odisea cada vez que juega nuestra amada Celeste.
¿Esto es culpa de quiénes? ¡De los dirigentes! ¿Por qué? Porque no se interesan por los hinchas. ¿Eso lo sabe Backus? Lo dudo. ¿Le importa a Backus saberlo? No. ¿Por qué? Porque ya lo sabría si le interesara.


5 comentarios:

  1. ESTOS RECLAMOS LOS VENGO ESCUCHANDO DESDE QUE MI VIEJO ME TRAIA AL GALLARDO CUANDO SE LLAMABA ESTADIO SAN MARTIN. SOLO UNOS PRIIVILEGIADOS TIENEN ACCESO A LAS MEJORES LOCALIDADES. ¿ Y LOS SUFRIDOS HINCHAS QUE SE FRIEN EN LAS TRIBUNAS IN UN POCO DE SOL? BIEN GRACIAS.

    ResponderEliminar
  2. Bien ahi ardillita. Y hablas con conocimiento de causa porque contigo hemos pasado una y mil batallas en todos los estadios de Lima. creo que me voy a morir sin ver mi estadio propio. ojala me equivoque.

    ResponderEliminar
  3. SALUD MEREA, AL FIN SE LA CANTAN A LA DIRIGENCIA

    ResponderEliminar
  4. ya es hora !! si no nos juntamos una sola voz!! no tendrá caso esto !!

    ResponderEliminar
  5. Mi hermano, espero q en estos dias hagamnos un movimiento justamente para esto. y otras cosas mas q nos interesa a los hinchas y no a los barristas. digo esto porq ellos solo pelean por sus entradas y el manejode ellas. el hincha como tu , como yo y otros suelen pagar su entrada con mucho esfuerzo y muchos cantamos mas q esos barristas sin recibir un sol y ningun beneficio por ello tenemos q armar una propuesta y entregarla a la dirigencia. por favor se nota q eres bastante inteligente por ello tratemos de armar una estrategia para ello. Saludos y estaremos hablando

    ResponderEliminar