viernes, 27 de junio de 2014

TODOS SOMOS EL EXTREMO CELESTE

Por Manuel Araníbar Luna
Hace unos momentos terminamos de ver un video de un partido contra la gente de Odriozola en el 2002. Dichosos tiempos en que la tribuna del Estadio  Nacional reventaba de camisetas de distintos matices de celeste. Esa noche saltábamos en uno de los extremos de la popular y pudimos constatar que:
  • Llevamos más tanta o más gente  que el cuadro de Ate,
  • Hicimos más bulla que ellos, a tal punto que por muchos momentos se quedaron en siilencio.
  • Se le ganó en absolutamente todo al equipo de Ate, gritándoles en la cara que su mentada superioridad ni se nota cuando los celeste nos juntamos y cantamos unidos.

El vergonzón…
Todo esto viene a colación a raíz de lo que sucedió hace unos días durante el partido contra los de Ate, cuando tuvimos una lamentable experiencia que espero no se vuelva a repetir:
La primera vergüenza fue la ausencia de muchos hinchas celestes que, en vista de los escasos puntos que obtienen los cerveceros en el campeonato prefirieron quedarse en casa a ver el mundial. No los culpamos. Pero los diarios chicha, que tantos cuetes revientan a sus patrocinadores y/o ahijados, ocultan unas joyitas: las entradas estuvieron tan baratas en Norte (3 x 1) que poco les faltó para que les regalen plata a sus hinchas para que los acompañe.
Esto no nos importa  porque muy poco nos ocupamos de equipos que no son de nuestras simpatías, porque no queremos perder tiempo metiendo las narices en otras canchas cuando en la propia tenemos tremendos baches:
  •  El equipo está caminando a paso vacilante y los resultados no nos acompañan.
  • Tantos lesionados hay en el plantel que La Florida parece un hospital.

La segunda vergüenza: las barras celestes en Tribuna Sur, divorciadas hace ya buen tiempo y olvidando por momentos que el equipo rimense se hallaba en la cancha, se dedicaron a lanzarse insultos. Menos mal que no pasamos la tercera vergüenza, la cual era perder el partido contra un rival que recibe siempre ayuda de la prensa chicha. Imagínense los titulares al día siguiente.
¿Se sentarán a conversar algún día?
Ya dijimos desde nuestro primer post que no ventilamos ataques entre hermanos celestes. Propugnamos, en cambio, un debate a nivel integral de hinchas, dirigentes,  barristas y batutas de todo el Perú para tratar de solucionar las diferencias. Tarea ardua, sí, pero en algún momento se debe poner el dedo en la llaga. Quizás brotarán ronchas. De repente saltarán chispas. ¿Se pondrán de acuerdo algún día? ¿Siquiera se sentarán a conversar –y no a insultarse- como hinchas celestes que son?  El tema está ya en la mesa, sólo falta que se sienten a conversar.
Y todo esto por una razón que está ya grabada en el título:

Porque todos somos el Extremo Celeste

4 comentarios:

  1. PARA QUE SE SOLUCIONE EL PROBLEMA, LA DIRECTIVA TENDRÍA QUE REGALARLE ENTRADAS A TODAS LAS BARRAS. PERO COMO LOS CABEZAS SON LOS QUE LAS RECIBEN SOLO UNOS POCOS BARRISTAS VAN A PODER RECIBIRLAS, EL RESTO? AL BOLSILLO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye anónimo, tu comentario le echa más leña al fuego. Se trata de unir a las barras y lo que estás diciendo no contribuye a nada. Contribuye con ideas y no con payasadas.

      Eliminar
  2. PachaSCamac SCeleSCte27 de junio de 2014, 18:50

    Que se envien citasiones a la dirigencia y a los cabezas hay mucho que hablar y muchas cosas que se ocultan. no tengo mas que decir pero los dirigenntes deven reconoser su culpa.

    ResponderEliminar
  3. Las cosas hay que decirlas por su nombre se moleste quien se moleste, la pelea es por el negocio de las entradas. Hace ya buen tiempo que está bajando el número de barristas que sí saben cantar y saltar y se conocen las canciones, pero los cabezas hacen la guita vendiendo las entradas en la misma puerta del estadio a otros hicnhas que no van a cantar ni a alentar sino que se sientan a ver el partido. además esos hinchas no se acercan a la barra porque has terminan siendo victimas de asaltos y vejámenes. A mi no me van a decir que los dirigentes no saben. ¿Y a cambio de que? de "favores" recibidos, chalequeo, etcetera. si no es así , ¿entonces cuál es la razon? Pero lamentablemente los que los quieren sacar tambien quieren la suya.

    ResponderEliminar