miércoles, 2 de octubre de 2013

CRISTAL 2, VALLEJO 0: CALCA FUE LA FIGURA.

Por Manuel Araníbar Luna.

En el fútbol  para subir del fondo del pozo a la punta del Huascarán sólo se necesita una cosa muy simple: hacer goles. Y si con ellos se juega bien, pues ya puedes irte de vacaciones en tu globo aerostático.

Un mono con metralleta

Los celestes, como se ha hecho ya una costumbre desde que “Yo, Claudio” Vivas chapó el timón del equipo de la Florida entraron a la cancha a hostigar, a obstruir, a no dejar ni respirar al rival, a quitarle la llave de la puerta de salida. Buenas intenciones, pero a lo mono con metralleta, sin saber dónd estaba el arco rival. Es como que mandes un misil al enemigo sin apuntarlo con la mirilla. Lógico, el misil te puede caer a ti mismo.

 A eso se estuvo jugando en el primer tiempo. Obvio, rápidamente los trujillanos le agarraron la maña. El medio campo visitante maniató a Loba, estorbó a Calca, le puso doble parachoques a Júnior y al Periquito lo dejaron comer su choclito porque se marcaba solito. ¿Total? Loba se apagó, Calca se rompía los lomos pero no podía hacer nada contra el mundo y Piki, detrás de ellos, se batía como gladiador contra cuatro manganzones de los naranjas. La defensa estaba imprecisa. Tampoco Uribe y Cossio generaban ataques, por el contrario, generaban problemas, temerosos del contragolpe venenoso de la UCV que más parecía USB, porque todas las tenía bien estudiaditas y bien guardadas: sabían cómo atacar por el lado de Cossío, que era el más chibolón y parecía atolondrado.

Y es así que mientras la verdadera escuadra celeste sólo tuvo una de oro en los chimpunes de Calca (ya hablaremos del Horacio) que le dio un cocacho al palo, no hubo nada importante. Y no se llegaba al corral ajeno porque a Ross no se la daban en callejón ni al Zlatan por alto. En resumen, con Loba atado como una momia egipcia y Calca extraviado en el Colca, no había luz en ese túnel de imprecisiones en que se había convertido el once cervecero en el Gallardo.

Segundo Paul McCartney.

Primera sorpresa: cambian a La Muralla por lesión y entra Quina pero no a la esquina sino de central. Brrrr, el estadio temblaba: no era terremoto, era la preocupación. ¿Y ahora qué? ¿Van a jugar al tris tras, con tres atrás? Menos mal que la línea de cuatro se mantiene.

Calca, el segundo motor

El Periquito que ni sacaba la patita se metió más al medio y la empezó a tocar en guan. Bien, Loba levantó la cabeza, se desmarcó y abrió panorama. Y el derroche de combustible en esta tarde no fue sólo del Piki, porque hoy le salió otro motor en competencia de resistencia y fuelle: Calcaterra. El Horacio hizo de todo y pisó todo el campo. Si no jugó en la tribuna fue porque la malla olímpica no lo permitía. El Horacio fue un Pikiloba, un Loba con piel de Piki. Porque esta vez el Calca fue un calco de ambos: la recibía y la soltaba; trianguló y quitó, bloqueó y armó, tapó y tocó en guan, buscó al arco y cubrió zonas, bajó para ayudar y acompañó las salidas como un chambelán con elegante terno celeste escoltando a Miss Pelota.

Triángulos y pentágonos...

Ya dueños del medio campo, puesto que estaban en su casa, los celestes empezaron a tocar (ya casi habíamos olvidado que los celestes siempre han sido de toque fino y elegante), a llegar, a inquietar, a preocupar a los poetas. No sólo triangulaban, sino que además cuadrangulaban y pentagonaban. Hasta que el Periquito se dio cuenta de que no había entrado a la cancha a jugarse un solitario sino que tenía diez compañeros y comenzó a rotarla, a jugarla de tuya y mía, de dame que te doy.

En una de esas la manda bombeada a la Isla del Misterio. Calca –que había visto adelantado al Yuyito- la mitrea, el gringo la cachetea, la talope toca madera como si fuera supersticiosa, y, ¡huy curuju!, no se mete de pura timidez; se le regala en bandeja al Zlatan que cabecea hacia el  piso con furia. La chancha se incrusta en la canasta como para hornearla y el estadio revienta. Las tres letras del clímax iluminan el tablero electrónico y la palabra gol se estira como chicle: gooooooooool.  Pepecalo mira al cielo, se refriega la camiseta y grita como para que lo escuchen en su Trujillo natal. 

Irven no cree en lágrimas 

El Irven, a quien habíamos pedido y que tanto le habíamos implorado a “Yo, Claudio” Vivas que por favor no se enterque, metió su pepino con un amague que la clavó de zurda ante la salida de un Yuyo que le suplicaba que por favor no le haga el segundo. Pero Irven no cree en lágrimas.

Y ahí los celestes nos hicieron recordar al once celeste del año pasado: toque, pared, triangulación y pase rápido a un delantero que llegaba como bala. Hermosas paredes, filigranas que se extrañaban, la belleza duró unos veinte minutos. Como para llorar recordando el estilo del año pasado.

Y bien, la fiesta es celeste, pero Garay no lo es. El del silbato se rasca la axila y sopletea. El poeta lloró. Y las tres barras celestes celebran porque los 45’ finales hicieron olvidar el terrible primer tiempo. Claudio no claudica, Vivas sigue vivo.

CODA

HORACIO, UN CELESTE EN EL ESPACIO. Hoy fue la figura cervecera: no la rompió, la deformó, la amasó como para hacer panetón, la estiró como chicle. Hoy esa pelota ha quedado embarazada. Y si el Calca mete esas dos que besaron el palo, se iba a su casa con 20 de nota, medalla de oro y diploma con beso de la secretaria más mamacita del colegio.

EL DIABLILLO CELESTE. Un colega radial al lado mío, obviamente enemigo de todo lo que sea celeste, comentaba que los cerveceros “desobedecieron a Vivas en el segundo tiempo y jugaron como siempre han jugado en el Perú”. No, no fue así, lo que pasa es que a todos nos sale ese diablillo que se enterca como una mula. Esta vez, el diablillo quiso jugar al toque y en guan. Por algo los diablillos son peruanos, se lanzan a jugar bonito cuando les da la gana.


ZLATAN. Dejó de estar en lata y mojó por fin como globo en carnavales. Pepecalo celebró con furia. Necesitaba un gol así. ¿Le dará confianza? Lo esperamos con el fixture en mano.

6 comentarios:

  1. te olviodas de piki y de avila. ellos tambien la rompierioon. lo ba no la hizo, solo unos quince minutos del segunto tiempo nomás. y fijate que penny salvo varios goles, por lo menos 3 fuerza cristal carajo plptmr tlv

    ResponderEliminar
  2. QUÉ BUENA CRÓNICA . SALUD CALCATERRA Y SALUD CASULO Y LOBA.

    ResponderEliminar
  3. bien escrita la cronica i en verdad el segvndo tiempo nos hizo recordar a el campeon del año pasdo kon tokes i paredes era espectacvlar ver komo jvgaba el ekipo en el segvndo tiempo i a Avila no dejes de mojar i esperamos mvxo de ti VAMOS CHOLITO .......VAMOS CRISTAL KARAJO Q ESTE AÑO TENEMOS Q LLEGAR AL BI..........FVERZA CRISTAL .........FER.....DiSCVordia Tambo HYO.........

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. farfan celeste de los olivos3 de octubre de 2013, 20:58

      COINCIDO CONTIGO FER SC, LO DEL AÑO PASADO ERA ESPECTACULAR. AYER COMO DICE EL CRONISTA, EN EL SEGUNDO TIEMPO HICERON UNA CHIQUITA DEL AÑO PASADO.
      UN CONSEJO, TRAIGAN AL BURRITO MARIÑO. CON EL LA HACEMOS LINDA

      Eliminar
  4. OSCAR DEL CASTILLO3 de octubre de 2013, 21:08

    LO QUE JODE ES LA DIRECTIVA DE M... COMO CONTRATAN A ESA BESTIA LLAMADA URIBE. CASI LA CAGA Y NOS HACEBN EL GOL EN EL PRIOMER TIEMPO. Y PARA ZLATAN, A VER SI TE HACES UNA PORQUE SOLO HAZ METIDO TRES GOLES EN SEIS MESES.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar