jueves, 20 de octubre de 2011

CHORRI PALACIOS: 20 AÑOS DE CALIDAD Y ENTREGA!

Por: Manuel Araníbar Luna

Chorri, sangre de campeón,
Actitud, temperamento,
Estrella del firmamento
Celeste por tradición.
Generador de emoción,
Animó a los más reacios.
Grítalo a los cuatro espacios,
De Washington a Moscú:
El lema “Te Amo Perú”
Lo firmó el Chorri Palacios.








¿Recuerdas, SC, hermano cervecero, a ese muchachito movedizo, tartamudo, nerviosón y quimboso, que el año 91 apareció vistiendo la divisa  del primer equipo del Sporting Cristal? 


Ese es, SC, el mismo muchacho, casi un niño, que siempre tuvo a la mano el overol del obrero, la escuadra y el compás del proyectista; el badilejo y la plomada del albañil para armar paredes. Que usó el pincel y la paleta del artista que, sin pasar por Bellas Artes, pintara hermosos goles. Que, sin pasar por el Conservatorio, supo sacar música del bombo y la trompeta del Extremo Celeste, el bongó del tío Freddy Ambia y las cantatas tribuneras. 

Ese es el muchachito que, solidario y entusiasta, acompañó a sus compañeros desde el área cervecera, cruzando el ombligo del campo hasta el peligroso rectángulo contrario, tocando a uno y otro lado, generando jugadas y pases-gol en los momentos más difíciles, entregándola sin cobrar peaje a cualquiera que tuviera la divisa color cielo para que la clave entre las redes contrarias.

Ese es él, SC, ese mismo muchachito escurridizo que supo hacer jugadas inverosímiles sin llegar a la payasada ni usar el firulete para burlarse de nadie porque siempre ha hecho la justa y la necesaria, porque el contrario solito se ridiculizaba cuando quería rascarlo, cuando quería pecharlo o aprovecharse de su mayor peso o estatura (hasta ahora el Chemo sigue con la mirada perdida después de sufrir aquel famoso sombrerazo, la tarde en que Cristal volteara el partido 4 a 3 en su misma cancha), porque la estatura o el peso en el campo lo dan la calidad, la entrega y el valor. Nadie imagina una galería de cracks del Cristal de todos los tiempos sin Vides Mosquera ni el Chumpi, sin Pedrito Ruíz ni Koki Hirano, sin Velita Aquije ni Pepe del Castillo.

Ese es, SC, el mismo muchachito que no se sabe de dónde saca oxígeno y gasolina porque jamás ha parado de correr y de sudarla en las buenas y en las malas. Que, ante la salida de otras glorias, se puso el equipo al hombro para sacarlo de las peores dificultades. Y aún sigue corriendo.

Ese es, SC, el mismo jugador que nos ha dado alegrías en la familia cervecera y con el distintivo número 10 de la selección peruana, aunque empezó en la celeste con el 8. Y que, para rubricar el clímax, anotara goles hermosos, increíbles, imposibles, incatalogables, incomparables, fantásticos, artísticos, elegantes (siguen los adjetivos). En fin, goles dignos de un palacio.

Ese muchachito se llama, aunque naciera en cuna humilde, Roberto Palacios..

Hoy los años le están arrancando cabellos de uno en uno, pero sigue corriendo. Porque una lesión no te hace débil. Y un cabello decomisado por el peine no te hace más tortuga ni más tío, si no pregúntaselo a Oscar de León y a Alberto Bonnet. La prueba es que veinte años después, ese muchachito sigue corriendo, y marcando época con la persistencia del inolvidable Forrest Gump, con el aguante de los aerobistas de la Costa Verde, con la fuerza de un escolar por no perder la combi, con la velocidad de los escaperos de Gamarra, con el despliegue de energías del Flaco Quesada. No tiene tanta ligereza y casi no anota goles, pero sigue corriendo.

Han pasado casi veinte años desde su debut en primera y algunos más desde que pichangueaba en la categoría sub-cuna y que empezara con la de las dos bolitas, una encima de la otra, la del Chavo, la 8;  y que hoy usa la camiseta de los elegidos, la del palito y el aro, la de los hechiceros, la 10. Es el mismo personaje que aún sigue corriendo, pero, pero, pero…

Hoy parece que lo quieren bajar de la combi, olvidando las alegrías que nos dio. Pero aún veo al Chorri que sigue corriendo tras ella…y a veces llega antes…

Ese es el mismo, ese es él. Ese es, SC.




2 comentarios:

  1. URUGUAYO EN EL PERU20 de octubre de 2011, 22:49

    estoy radicado ya 30 años en esta linda tierra. y el jugador que más me ha emocionado ha sido el Chorri, pese a que nos anotó un gran gol en las eliminatorias. felicitaciones al columnista, escribe maravilloso, como el gran Borocotó

    ResponderEliminar
  2. Gracias, amigo uruguayo, tú si sabes de calidad. felicitaciones también a tu selección. apunta para campeonar en Brasil 2014

    ResponderEliminar