martes, 23 de diciembre de 2014

LA ESTRELLA 17 DEL EQUIPO QUE YO AHMED

Por Manuel Araníbar Luna

Y llegó la hora de la hora. No había tiempo ni físico, había que corregir sobre la marcha errores de marca, de armado, de definición. Por siaca, ya en La Florida se habían preparado para dosificar las energía para soportar los ciento veinte minutos y fracción, se habian planificado las rutinas contra los acalambramientos, se había hecho la lista de los lanzadores de penal. Las órdenes de Ahmed eran precisas y hasta cierto punto obvias:

1. Contragolpear por las puntas. Y no por la calidad del rival -muy bueno en todas sus lineas- sino porque desde este siglo -específicamente desde el 2012- el contraataque traicionero es la mejor arma de los cerveceros.

2. Cambiar de frente. Esta es una jugada bastante trillada, pero ya se habían estudiado descooordinaciones y descalabros en la línea de retaguardia de los rojos cuando se las cambian de oriente a occidente.

3. Rematarla cruzada. y al ras del piso desde cualquier ángulo al arco del Loco , a quien admiramos y consideramos -le duela a quien le duela- toda una personalidad en el firmamento de estrellas celestes aunque ayer militara en la tienda rival. A su edad, a como en el vino, a la edad de la sabiduría en un arquero, el Loco fue una muralla irremontable el pasado miércoles en el Nacional. Pero el Turco ordenó lo que todo DT indica en el pizarrón:  a los arqueros altos hay que fusilarlos con fuerza y al ras del pasto.

Pellejo de rinoceronte, coraza de gladiador...

Pero además de los planteamientos de Ahmed, en la obtención de este título hubo un factor muy caracteristico de los cerveceros desde el año 56 y que ya hemos repetido hasta la saciedad. Los celestes tienen pellejo de rinoceronte, caparazón de tortuga y coraza de gladiador. Y no le temen al público adverso ni a los arbitrajes parcializados, ni a las canchas en las alturas de los andes o en las selvas amazónicas; mucho menos  a los apodos de la prensa mermelera y sesgada. Por algo no pasan en vano 59 años de Sangre Celeste, de un equipo que nació campeón, el primer tricampeón de la era profesional del fútbol peruano, el más copero y subcampeón de la Libertadores (y el equipo con más partidos invicto). Sporting Cristal siempre ha tenido sangre para luchar las finales porque siempre ha peleado títulos, porque siempre se ha sabido manejar en los primeros lugares de la tabla. Claro, no siempre ha ganado pero los golpes enseñan. Para ganar todos estos laureles hay que haber derramado sangre sudor y lágrimas.

Al mejor cazador...

Y fue con todos esos factores que los cerveceros entraron a una cancha que parecía rimense porque el celeste era el color dominante en las tribunas y los gritos de aliento y los cánticos eran cerveceros, el resto no se escuchaba (agradecemos a las barras celestes de todo el país).

Hay un refrán futbolístico que lo acaban de inventar en la redacción, "al mejor marcador se le escapa la pelota", y mucho peor cuando el partido está frío. Así fue como los rojos adelantaron. Gol del Charapa en el área chica en las narices de todos (palmas para el Charapa que no nos hizo cachita), pero el ánimo no decaía. Empata el Irven pero sobre la marcha los rojos vuelven adelantar. Los celestes generaban por las alas pero el partido no era fácil porque Mosquera conoce a casi todos los jugadores rimenses y sabía cómo bloquear y devolver golpe por golpe. A decir  verdad el partido estaba para cualquiera y las situaciones de peligro se paseaban en ambas vallas.


Matar o morir...

Aunque los frios puristas lo nieguen, una escandalosa huacha, un gol olímpico o de media cancha aplanan a cualquier rival. Y cuando Viza metió de chalaca el 2 a 1  la hinchada celeste temió lo peor, quizás una andanada de goles entre oles y camotitos.

Sin embargo acabamos de hablar de  la Raza Celeste, del pellejo de rinoceronte, de la concha de tortuga y de otros atributos que no los tienen quienes siguen como carneros las monsergas de la prensa chicha. Y ello fue lo que marcó el destino del partido,  lejos de aplanarse con el gol de chalaca,  el once cervecero tomó aire, impulso y amor propio, poniendo lo que ponían los espartanos, luchar para matar o morir. Es que el elenco del Rímac jugaba con dos líderes en cancha: Loba y Piki. Loba con su manejo, orden y claridad para generar ataques y distribuir pelotas a domicilio,  y el Piki para acompañar, rascar, morder y carajear al primero que se achique (aunque no hubo necesidad porque nadie se achicó). Ya hablaremos en próximas notas de la gravitación de un líder en la escuadra celeste.

Los goles a rastrón. 

Al Loco lo admiramos por su tremendo amor a la camiseta celeste, por su don de mando y sus cualidades de excelente arquero, además por su profesionalismo. Ya en el partido del Nacional nos había dejado con el buffet servido en la Florida porque no dejó pasar ni el aire. Pero en este tercer partido del todo o nada volvía a ser el rival y había que vencer su valla. Desde esta esquina sugerimos que al arco contrario se le pegara fuerte y al rastrón, y no es que nos que nos creamos los descubridores de la uña de gato, porque todo DT manda a sus delanteros a dispararle así a los arqueros altos. Y así fue como llegaron los goles. Salud y pásala por derecha.

El puntazo de Irven.

Irven es un jugador pericotero y escurridizo. Sabe jugar por todos los lados del frente. Esta vez, con el permiso de Loba, por momentos estuvo haciéndola de 8 y de 10. Y ante una pelota ganada a punta de pierna fuerte  de Cazulo y un pase de Loba, el Irven de acero se filtró como una trucha con la pelota cocida al chimpún por veinticinco metros y cuando el resto esperaba que se la juegue al Chapita que venía placé desde fuera del cajón se la mandó arrastrada hacia la izquierda del Loco. Era el empate y con ello la balanza se equilibraba.

La carretilla de Calca.

Loba y Pincel no necesitan conversar, ellos  se comunican por telepatía. cuando Loba vio al Pincel de reojo (siempre juega mirando de reojo) se la cuchareó con el pase del hipócrita, mirando para acá pero jugándola allá. Calca estaba en offside y cuando vio que Renzo iba hacer una travesura  salió caminando de la línea roja de frontera. Sheput la sheputeó fuerte rasurando el pasto para que la meta quien la toque y Horacio vino midiendo y la empujó con las piernas recontra abiertas. Lo de Calca fue un calco de las carretillas de Eloy 'el Doctor' Campos. Esa pelota rasante iba directo hacia el Loco, como si este tuviera imán entre los guantes. No sabemos si Calca ha visto algun video de las arremetidas de Eloy, quien se lanzaba con los dos pies adelante y tan fuerte que no se podía detener ni cuando pasaba una abuelita con bastón y, como Atila, por donde pasaba no volvían a caminar los delanteros rivales. Pero este carretillazo no fue a la mala sino a la buena porque mandó el globo a la bolsa de cáñamos para decretar el empate. Un 2 a 2 para que resuciten las esperanzas del triunfo.

El Chavetazo Mortal. 

No, no es el título de una película de ninjas. Ya los veintidos jugadores estaban cansados, a Platanazo Penny ya lo estaban atendiendo en el banco. Hasta el Piki que siempre juega con su tanque de oxígeno y su bolsita de hemoglobina se estaba acambrando. Todos esperaban que el Señor Bigotes  sopleteara su rondín de afilador para que todo el mundo descansara antes de la ronda de los fusilamientos, pero el Chapita -que fue un peoncito ayudando por toda la cancha- arranca la jugada quitando una pelota en el banderín del corner y se la suelta a Renzo, este se la juega al Yoshi que todavía tiene aire. Yotún no lo piensa dos veces  y se acuerda de los pases al vacío de Loba y Pincel porque con ellos siempre se aprende algo. Y se la juega con curva a Chavetita, su clon,  que la recibe con bote, como le gustaba patear al Chorri. Edinson no inventa nada, sólo la chavetea a la derecha de Loco que nada puede hacer. 3 a 2 y la estrella 17 está al alcance de la mano. Santivañez, también con la boca reseca, da su último suspiro antes de desmayarse.

Y la copa es nuestra.  ¡La estrella 17, carajo!

CODA
Ha sido un año difícil. Este campeonato para los celestes fue una película de suspenso. Los cerveceros siempre nos hacen sufrir. Esto les pasa siempre, cuando están con todas las pilas recargadas se caen con los equipos más lornas y cuando están agonizando terminan goleando a los engreídos de la prensa chicha. El equipo fue de mini a maxi. En determinado momento del año, los celestes estuvieron en el fatídico puesto 13 del tablero. Por las redes sociales se pedía la cabeza de Ahmed y que se vayan todos. Pero un verdadero hincha celeste nunca pierde la fe, siempre uno puede ver una velita encendida al fnal del túnel. Esa pequeña llama fue iluminando más fuerte hasta llegar a esta estrella nova en el firmamento del fúbol peruano, la muy luchada estrella 17.

Unos dicen que esta es "La Estrella del Suspenso", otros le dicen "la Estrella del Sufrimiento", otros más la llaman "La Estrella de Ahmed".  Tarea para el  lector, ¿qué nombre le pondrías a esta estrella 17?

5 comentarios:

  1. que jermosa cronica. Yo a esta estrella le pondria de nombre La estrella de la fe porque los verdaderos celestes nunca perdimos la fe ni cuando nos gano el peor equipo del campeonato. pero tengo que reconocer que pedi la renuncia de Ahmed. Salud Cristal y la colera se tapa con triunfos.

    ResponderEliminar
  2. ESTUPENDA CRONICA. SALUD CHAVETITA

    ResponderEliminar
  3. campeones, carajo , pero esa defensa hay que reforzarla. en la libertadores siempre se ataca con punteros veloces y es lamentable decir que ni yootun ni cossio son rapidos y por el otro lado a edison chavez se le agradece su gol pero el no es marcador. siempre ha sido volante por derecha. o se han olvidado como lo bailo yair cespedes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PachaSCamac SCeleSCte23 de diciembre de 2014, 16:50

      PTMR CUANDO ESTOS HUEVONES
      ACABAMOS DE CAMPEONAR Y YA ESTAN JODIENDO. ESTE QU EESTA CRITICANDO A YOTUN Y COSIO DEBE SER DEL CAMBIO PORQUE ESOS NOMAS ENTRAN PARA JODER

      Eliminar
  4. Este es ekl campeonato de la vispera del 60 aniversario. queremos dobletear. haganle saber a la dirigencia que se dejen de waas y que contraten otra defensa porque la de ahora es una masamora

    ResponderEliminar